Bienestar acústico

0
277

Las soluciones que permiten mejorar el confort acústico de los espacios pasan por paneles decorativos fonoabsorbentes o por las cabinas acústicas, que generan islas de privacidad en entornos abiertos y concurridos. ACTIU, fabricante de mobiliario especializado en soluciones para espacios corporativos y contract, posee una línea de diversas soluciones acústicas.

El confort acústico es esencial para ese bienestar tanto físico como emocional, con independencia del espacio y de la actividad que se esté desarrollando. Aislarse del trajín circundante es esencial para trabajar, para conversar, para leer y, por supuesto, para descansar. De hecho, la certificación WELL –el estándar internacional que acredita el bienestar en el interior de los edificios– identifica el confort acústico como uno de los diez factores que puede influir, positiva o negativamente, en la salud de las personas.

Para aportar soluciones que permitan mejor el confort acústico, ACTIU incorpora Qyos, una nueva línea de cabinas acústicas modulares y sostenibles diseñada y desarrollada por su equipo de I+D+i. Aporta ergonomía y confort para el usuario y resuelve las necesidades concretas de privacidad que surgen en entornos compartidos. Como la isla griega de Quíos, la cabina se presenta como un punto de calma y refugio en días intensos. Qyos está disponible en cuatro tamaños que permiten acoger de una a cuatro personas.

Favorece el confort lumínico con iluminación led de bajo consumo y una amplia diversidad de accesorios, entre ellos, mesas bajas y altas, soft seating y taburetes y soluciones para colgar pantallas para videoconferencias. Otras de sus características son la conectividad integrada, un sofisticado sistema de ventilación y renovación del aire y una excelente capacidad de aislamiento acústico del exterior al interior y viceversa, pues cuenta con espumas y materiales aislantes creados a partir de plástico reciclado PET y con vidrios con cualidades fonoabsorbentes. Además, son soluciones eficientes en términos de sostenibilidad y costes ya que ofrecen espacios adicionales sin tener que realizar grandes inversiones, evitando nuevas construcciones, traslados o reformas.

En oficinas, las cabinas acústicas generan “puntos burbuja” que facilitan la concentración y privacidad, espacios que permiten distanciarse del ruido visual y acústico y trabajar de manera confortable para ser más eficientes en el día a día. En aeropuertos, Qyos aporta entornos que mejoran la salud y el bienestar de visitantes y personal, generando un beneficio social y ambiental. Además, las cabinas acústicas contribuyen a humanizar los espacios sanitarios, al crear un oasis de intimidad para la comunicación entre el médico y los familiares. Y, en las instituciones educativas pueden mejorar el rendimiento de sus edificios y la experiencia de alumnos, docentes y personal de administración y servicios.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí