“Nos gusta trabajar el concepto de experiencia memorable”

ALADO ESTUDIO

Afirman los responsables del estudio Alado de Tortosa que es muy importante escuchar al cliente pero, como profesionales, se ven en la obligación de ir más allá, de aportarle una nueva visión y conseguir que, entre sus ideas, sus emociones y las suyas, nazca un buen proyecto. Esto se desprende de una historia de trabajo familiar que abarca tres generaciones y se aprecia en todos los proyectos.

Explicadnos brevemente la trayectoria del estudio.

Alado nació en el año 1942 cuando Enrique Alado Amaré abrió las puertas de un pequeño taller de carpintería en la ciudad de Tortosa, Tarragona, utilizando para trabajar maderas autóctonas como cerezo, peral y nogal. En el año 1953, con tan solo 13 años entró a trabajar Enrique Alado Alexandri para aprender el oficio de ebanista que alternó con estudios nocturnos. En 1974 un joven Enrique aprobó el examen en las pruebas que se realizaban para ingresar en el Colegio Nacional de Decoradores de Madrid. Sin duda, este fue un hecho que supuso un antes y un después para la empresa.

RESTAURANTE SUKOMI: Ambiente elegante con predominio del color negro y pinceladas de la gama de marrones mediante diferentes materiales y piezas de mobiliario.

A partir de entonces, Alado afronta un nuevo reto en el ámbito del diseño y la arquitectura interior. Se adquirió un amplio local cerca del taller y en pleno casco urbano de Tortosa, donde se ubicó el estudio de decoración y la exposición de mobiliario y todos los complementos. Se trataba de un concepto global que, en dicha época, era un factor diferenciador a nivel empresarial en la provincia. Se realizaban todo tipo de proyectos de interior para viviendas, restauración, hostelería y toda clase de locales comerciales, más espacios profesionales. El modelo funcionó hasta tal punto que el estudio/tienda creció y se trasladó al espacio físico en el que nos encontramos actualmente mucho más cerca del taller de producción, transformándose en un estudio actualizado con showroom de productos propios y de catálogo. Luego vino otro cambio decisivo.

¿En qué momento se produjo este cambio?

A finales de los 90, Jordi Alado Subirats, con los estudios de Diseño y Arquitectura Interior en la Escuela Elisava de Barcelona, entró a formar parte de la empresa, siendo actualmente el director creativo. Al poco tiempo, hay que señalar una nueva incorporación: Enric Alado, Ingeniero de Edificación por la UPC de Barcelona que, después de una experiencia exterior, se incorporó al equipo, entrando a formar parte del staff de dirección.

ESTAND MUEBLES JJP: Feria del Mueble 2018 de Zaragoza. Paredes de palés de madera apilados, en todo el perímetro del área expositiva de Jotajotapé, fabricante de mobiliario juvenil, con el fin de crear un contenedor que albergara distintas composiciones de mobiliario.

Actualmente, Alado está formado por un equipo multidisciplinar de interioristas, técnicos en desarrollo de proyectos, arquitectos, ingenieros, artesanos formados en nuestro taller, además de un buen equipo de administración. La experiencia adquirida a lo largo de los años, los diferentes tipos de proyectos realizados y la capacidad del estudio por adaptarse a las necesidades cambiantes de la sociedad, le han hecho evolucionar, que su trabajo se vea reconocido gratamente y que, por tanto, cada vez seamos más ambiciosos.

¿Cuál es la filosofía de trabajo esencial de Alado?

Nuestra filosofía está marcada por la propia historia de la empresa. Aunque parezca un tópico, el estudio tiene muchas cosas en común con el concepto de “familia” por distintas razones. Somos un equipo técnico y creativo formado por distintas generaciones. Hay personas que llevan muchísimos años en la empresa y otras más jóvenes que llevan menos, lo que provoca una retroalimentación muy interesante a nivel de experiencia, conocimientos y técnicas, además de una bonita mezcla entre tradición e innovación.

HALL Y RESTAURANTE DEL HOTEL SB CORONA: En el hall de este hotel de Tortosa, se encuentra una gran zona de estar con sofás y sillones tapizados con telas de colores cálidos, alfombras de pelo y mesas auxiliares de vidrio, metal y madera.

Nos gusta trasladar esta idea de familiaridad, realizando una atención muy personalizada y trabajando el concepto de “experiencia memorable” para que el cliente tome parte del proceso y experimente sensaciones cuando le presentamos el proyecto, cuando se le muestra la ejecución de la obra y cuando finalmente la puede disfrutar. Nos lo pasamos muy bien desarrollando arquitectura, interiorismo o creando muebles pensando en las personas que van a utilizar nuestros diseños o van a vivir o trabajar en nuestras ideas. Es esencial realizar intervenciones y construcciones que satisfagan las necesidades de nuestros clientes, basándonos en los principios de funcionalidad y durabilidad, sin dejar de lado la estética, lo atractivo.

¿Os sentís especialistas en proyectos de hostelería?

No nos sentimos especialistas en un campo concreto. Como ya hemos comentado, la historia del estudio viene de muy lejos y esto nos ha permitido hacer proyectos de ámbitos muy diferentes. Hemos diseñado o intervenido en viviendas, toda clase de locales comerciales, restaurantes, hoteles, tanatorios, paradas de mercado, estands de feria… Sí que es cierto que últimamente hemos tenido muchos encargos relacionados con la restauración y la hostelería y, de hecho, tenemos algunos de ellos en fase de proyecto y otros de ejecución. Uno de los factores interesantes que hemos percibido en este tipo de proyectos es que te permiten pensar “en grande”. Los clientes que los encargan suelen ser más permisivos con nuestras ideas, generalmente buscan el “impacto” o el “espectáculo” y, por tanto, podemos aplicar nuestro imaginario e incluso algunas de nuestras ocurrencias repentinas con mayor facilidad o libertad.

¿Qué ventaja supone contar con un taller de producción propia?

Numerosas ventajas y tenerlo tan cerca, aún más. Cuando pensamos los proyectos, muchas veces, para generar homogeneidad o para adaptarnos al espacio, diseñamos piezas de mobiliario “a medida” que cobran forma en nuestro taller. Otras veces, quizás nos interesa huir de esa idea de “conjunto” y éste nos permite producir piezas únicas para crear atención en un punto concreto y, a la vez, generar al cliente la sensación de poseer algo exclusivo.

HOTEL SB GLOW: Un proyecto muy ambicioso en el distrito 22@ de Barcelona.

En el estudio creamos los diseños de las piezas de mobiliario y de los espacios. Posteriormente, los trasladamos a nuestros artesanos y discutimos con ellos los aspectos técnicos, produciéndose así un intercambio de ideas. En el taller, además de producir, también restauramos muebles, experimentamos, probamos materiales y testamos nuestros diseños y construcciones, generalmente de madera.

Por ejemplo, cuando estábamos realizando el proyecto del último estand para la Feria de Zaragoza de Muebles JJP, creamos en el taller algunas de las paredes de palés, dónde se generaban distintos huecos expositivos que requerían de un mayor refuerzo con vigas. Allí mismo, terminamos de tomar decisiones sobre aspectos estructurales, formales, sobre algunos acabados y parte de la iluminación. Además, el haber construido algunas piezas y zonas del estand en nuestras instalaciones, nos permitió trasladar a la feria algunas partes ya pre-montadas y así ahorrar tiempo de ejecución en ésta.

ALADO ESTUDIO: Av. de Cristòfol Colom 15. 43500 Tortosa, Tarragona. 
T. 977 500 788. Fotografía del equipo: Òscar Lanau.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here