Juego de visuales

0
103

La Comuna, Girona

La cafetería La Comuna, proyecto de Lara Pujol en el casco antiguo de Girona, nace con la clara filosofía de ofrecer un producto de calidad, saludable y local. Vinculada a la comunidad ciclista de la ciudad, dispone también de un pequeño espacio de showroom-tienda de la marca alemana Ryzon con equipación para la práctica de deporte.

Los propietarios del negocio son Emma Snowsill y Jan Frodeno, campeones internacionales de triatlón afincados en Girona desde hace unos años. El deseo era crear un espacio que pusiera en común (“en comuna”) a la sociedad gerundense apasionada por el deporte y el buen café, así como a los “recién llegados” de todo el mundo que han encontrado en Girona un buen lugar para vivir y ejercer su afición o profesión deportiva.

El local dispone de una configuración constructiva muy marcada, formada por cuatro naves paralelas, con techos con bóveda en terracota y gruesos muros de piedra. Las cuatro naves están comunicadas entre sí y cada una dispone de una gran apertura en fachada. Tres de las cuatro naves se han destinado a cafetería y en uno de los extremos, y con entrada independiente, se ha ubicado la tienda. La zona de degustación principal ocupa la nave central del espacio de cafetería y, además, dispone de acceso a un patio interior que la complementa, en el cual destaca el jardín vertical. En otra de las naves se encuentra la cocina, separada de la zona de degustación por un muro semipermeable de celosía cerámica. En la tercera está la barra de servicio y la entrada principal al local.

El juego de visuales entre las naves/espacios de la cafetería es uno de los puntos estéticos interesantes, así como su visión desde el exterior al atardecer/noche. Los materiales y la gama de colores elegidos aportan una estética natural, fresca y acogedora, acorde con la filosofía del local y con Girona. Por eso se han dejado a la vista los materiales propios del edificio histórico, como es la rasilla cerámica de los techos abovedados y la piedra vista de alguno de los muros. Se han unificado las tres naves del espacio de cafetería con un pavimento de rasilla cerámica y las paredes lisas se han pintado en color verde, similar al de las fachadas del barrio antiguo. La pared detrás de la barra y las del interior de la cocina se han revestido con azulejos de cerámica vitrificada con diferentes tonalidades de beige. Destacan los cierres con perfilería en negro y otros detalles de hierro en la misma tonalidad.

FICHA TÉCNICA: LA COMUNA. Caller de la Barca 34. 17004 Girona. 
Proyecto: Lara Pujol. Constructora: Jordi Grabulosa. 
Instalaciones: Instal·lacions Ridaura. Pintura: Stuc Pintors. 
Carpintería: Cideko Fusteria. Equipamiento cocina: Complet Hotel, Empordà Aigua.
Arquitectura: Dau Arquitectura. Fotografías: Mercè Gost Photo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

catorce − 2 =