Workspaces galácticos y confortables

0
654

Wiber, Motril

El estudio Jesús Pino Interiorismo, con sede en Motril, Costa Tropical de Granada, ha realizado este proyecto de las oficinas Wiber de estilo futurista y matices espaciales donde apuesta por símbolos, colores y todo un universo visual creado a medida para una marca consciente de la importancia de hacer sentir bien a sus empleados y usuarios. 

Palabras como conexión, equipo, comunicación, síntesis, nodos o tecnología marcaron el inicio del proceso creativo de la señalética, esos mensajes gráficos que se colocan de modo estratégico en un espacio para facilitar que las personas se muevan por él. Aunque su principal misión es servir de guía, sobre todo al personal externo de la empresa, también tiene una función comunicadora de la imagen corporativa y los valores de la marca que, en este caso, cuenta con un lenguaje visual propio y abstracto creado a medida para ella; y va conectando semánticamente los conceptos que necesita comunicar en cada una de las estancias.

El espacio es sinónimo de infinitas oportunidades y visiones, y está lleno de creatividad e imaginación. El estilo futurista en interiorismo, tiene que ver con dar movimiento a las formas y sensación de infinidad a las estancias. La fragmentación de volúmenes y las líneas son algunos de los objetivos que persigue. Wiber es una empresa de base tecnológica dedicada al mundo de las telecomunicaciones y aspira a la vanguardia. De ahí, la integración de líneas curvas en su diseño, con el fin de aportar fluidez al espacio. Y la importancia de la luz, acompañada de brillantes detalles de color.

Los revestimientos verticales con placas acústicas de madera, además de actuar como elemento decorativo, resuelven uno de los retos funcionales adheridos al proyecto: acabar con la reverberación acústica del espacio. El mural orgánico en relieve es de musgo de Islandia tipo ‘jungle’ preservado. Su fin, acercar la naturaleza a un lugar donde reina la tecnología. Serenidad, equilibrio y armonía en clave futurista para unas oficinas diseñadas para el confort y la felicidad de sus usuarios. El rodapié de perfil metálico retroiluminado en su hendidura, con tiras led obedientes a la paleta corporativa, aporta una doble funcionalidad con elevada carga decorativa gracias a la luz indirecta.

El trabajo de selección de mobiliario giró de nuevo en torno a la experiencia del usuario y las necesidades de los empleados. Diseño y ergonomía en perfecto equilibrio. Las instalaciones corporativas de Wiber cuentan además con un mueble de diseño exclusivo by Jesús Pino, fabricado con lamas de madera de roble en espiga y tirador en forma de la emblemática “W” de la marca realizado en latón forjado por un orfebre.

Proyecto: Jesús Pino Interiorismo. Fotografías: La Agencia Cacao.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

19 − catorce =