Isern Serra

0
203

“Me interesan los espacios que explican historias”


Isern Serra abre estudio propio en el barrio barcelonés 22@ en el año 2008, desde donde realiza proyectos de interiorismo, instalaciones expositivas y diseño industrial, compaginando su carrera profesional con la docencia, impartiendo clases y workshops en escuelas como Elisava e IED.

Orden, estructura, color… ¿te identificas con estos conceptos?

Mis proyectos parten de conceptos como serenidad, templanza, belleza, simplicidad, atemporalidad, calidez, espacios donde la arquitectura tiene un papel fundamental. Valoro lo hecho a mano en la obra por un artesano, los cambios de nivel, los altillos, la belleza innata de la arquitectura. Todo esto me interesa y creo que le da identidad al proyecto. Por eso siempre intento respetar el volumen de los espacios, no cubrirlo con falso techos, sino buscar una arquitectura honesta y pura.

También me gusta diseñar la mayoría de los elementos para que los sitios sean únicos y especiales. Me interesan los espacios que explican historias, que tienen un relato detrás, un concepto a partir del cual todas las decisiones se catalicen. También creo que la luz es muy importante en mis proyectos. Tanto de día como de noche. De día, la luz me da la calidez y la calma que busco en mis obras y de noche siempre proyecto una luz puntual y cálida. Son espacios con poca luz que, aunque sean oficinas, las proyecto como si fueran casas, intento domesticarlas. Quiero que apetezca estar allí, intento que los espacios sean agradables, cercanos, cálidos y honestos.

ORVAY: Isern Serra remodela un viejo local en el barrio del Born de Barcelona jugando con las texturas desnudas y los colores simbólicos, trazando un recorrido por la esencia del vino y su cultura. El espacio, pequeño y acogedor, consigue revestirse de personalidad y carácter. Fotografías: José Hevia.

Explícanos brevemente la historia de tu estudio.

Estudié en Eina, una escuela de Diseño en Barcelona. Al terminar empecé a trabajar en el estudi de Antoni Arola de quien aprendí mucho, sobre todo aprendí a trabajar la luz. En 2007, en plena crisis, montamos estudio junto a Sylvain Carlet. Fueron momentos complicados donde los proyectos requerían hacer mucho con muy poco y esto nos obligó a repensar y buscar nuevas formas para poder realizarlos. Entre otros espacios, diseñamos el Cosmo Caixa, el museo de la ciencia de Barcelona, el restaurante Orvay y los stands para las empresas Andrew World, Enea y Expormim en la feria de Milán. También ganamos el concurso para diseñar la exposición de Barcelona en un palacio en el Duomo de Milán dentro de la Exposición Universal del 2015.

En el 2020 abrí estudio independiente con un equipo, con el cual estoy muy contento, liderado por Aasheen Mittal, Anna Mandri y Łukasz Staniewski.

¿Proyectos residenciales?

Quizás el proyecto que ha cambiado el rumbo del estudio ha sido el diseño de mi casa. El primer proyecto personal que he podido hacer junto a mi pareja Valeria Vasi. Al ser yo mi propio cliente, me he permitido hacer lo que realmente quería y esto ha tenido premio. Tuvo mucha repercusión mediática, tanto a nivel nacional como internacional y, desde entonces, no han parado de llegar encargos. Nos consideramos un estudio versátil capaz de afrontar proyectos de diferentes tipologías y escalas: casas, restaurantes, oficinas, museos, exposiciones, stands… Esta versatilidad es la que también da identidad al estudio, nos enriquece y nos hace aprender de las diferentes temáticas de los proyectos.

Entre las diferentes tipologías de proyectos, ¿tienes alguna preferencia?

No tengo preferencia. Me gusta poder cambiar. Me gusta poder tener diferentes tipologías de proyectos encima de la mesa con nuevos retos. También cada tipología tiene tempos diferentes y esto hace que haya proyectos muy rápidos donde hay una idea muy conceptual y que te permite arriesgar más como un estand o proyectos de obra nueva. O como una casa en Ibiza que estamos diseñando que, con el tema de los permisos hace que se alargue mucho en el tiempo y que te lo pienses más. Creo que encontrar un equilibrio entre estos dos tempos es lo que le da serenidad al estudio y nos mantiene motivados.

Para mí, es igual de interesante poder diseñar la nueva exposición de videojuegos para el Palau Robert de Barcelona que las oficinas de Bernat Family Office. Lo importante es el concepto que hay detrás, el relato que generamos para estructurar el proyecto. Ser fuertes en el concepto es lo que nos permite encarar cada uno como único y de la manera que necesita. No puedes pensar igual una casa que un stand, un restaurante o unas oficinas.

CASA V&I: Isern Serra, Valeria Vasi y Sylvain Carlet, realizan este proyecto que consiste en la rehabilitación de un local en la quinta planta de un edificio situado en el barrio del Clot de Barcelona, reacondicionando unas oficinas de 120 m2 como vivienda y estudio de la diseñadora Valeria Vasi y el interiorista Isern Serra. Fotografías: Salva Lopez.

¿Cuál es el avance técnico más relevante en tu profesión?

No soy muy tecnológico, pero quizás el avance en los programas de renderizado es lo que más he notado. En el estudio utilizamos mucho la imagen virtual para diseñar. Creamos ambientes, la luz es muy importante para nosotros y el render es la herramienta que nos permite jugar con ella. Cuando yo empecé, para obtener un render, un ordenador tenía que trabajar una noche entera. Ahora con el programa Corona y un ordenador puedes tener una buena imagen de trabajo en quince minutos y esto te permite experimentar mucho más y probar diferentes conceptos de un mismo proyecto. También trabajar en diferentes proyectos en un mismo día. Es una herramienta muy potente y el cliente te lo agradece mucho.

¿Con que categoría de cliente te sientes más a gusto para trabajar?

No me importa la categoría sino su visión. Si un cliente quiere hacer algo diferente, interesante y su concepto de belleza es similar al mío es cuando me divierto y el proyecto sale bien. Y sobre todo que confíen y den libertad, como es el caso del estudio para SixnFive, Fuego Camina Conmigo o Rowse Beauty. Esto para mi es lo más importante y hace que se conviertan en grandes amigos. ¡Es lo que realmente me hace disfrutar de un proyecto!

Dicho esto, sí que prefiero trabajar con empresas donde el CEO esté detrás del proyecto directamente como es el caso ahora de Tomás Tarruella con el nuevo restaurante que estamos diseñando para el grupo Tragaluz. Él tiene las mismas ganas y la misma pasión que nosotros y esto se nota en el trabajo. Además, tiene el conocimiento de muchos años de experiencia en el sector y, como he dicho antes, esto también nos nutre como estudio.

COSMOCAIXA: CosmoCaixa es un referente como espacio museístico en Barcelona, en Europa y en el mundo. Su área permanente, la Sala Universo, reformada por Isern Serra y Sylvain Carlet, es un espacio para el conocimiento y la experimentación donde el objetivo principal es generar la vocación científica. Fotografías: José Hevia.

¿La experiencia de la pandemia afectará a los espacios públicos?

Creo que sí, aunque la gente quiere volver a la normalidad. Opino que los espacios públicos y no tan públicos ya se están diseñando con el concepto pandemia, look down. Por ejemplo, para las casas ya nos piden siempre una zona para teletrabajar, el espacio doméstico ha adquirido más importancia después del confinamiento ya que, al no poder salir, han sentido la necesidad de mejorarla para convertirla en un refugio.

En los espacios públicos, algo que de momento no van a quitar y va para largo, es el concepto de la reserva o la compra anticipada de la entrada. Museos y salas de exposiciones dan mayor importancia a la comodidad de la visita que al volver a llenar las salas. El sector que más ha notado el cambio es el de las ferias. No se permiten stands cerrados y se limita la gente en los pabellones. También el parón ha hecho tomar más conciencia de cómo seguir y lo positivo es que la normativa se ha vuelto muy estricta con el tema de sostenibilidad, cosa que era muy necesaria. A nivel de restaurantes creo que estamos en una cultura mediterránea donde nos gusta estar juntos y en grupo y esto va a ser muy difícil cambiarlo.

¿Crees que la digitalización puede influir en tu trabajo?

¡Mucho! Pero no para mal, primero yo utilizo mucho el sistema de renderización en mis proyectos. Me ayuda a experimentar con la luz y cómo afecta en los espacios de una manera muy real. Además, los clientes agradecen ver cómo quedará una vez construido y cada vez me asombro más de lo mucho que se parecen la imagen virtual a la foto del proyecto terminado.

En segundo lugar, el Metaverso o la digitalización de los espacios es un nuevo mundo para explorar. Creo que es igual de valido que el real, son formas diferentes de representar ideas y estéticas. No creo que una idea física sea mejor que una idea digital, hace mucho que se inventó el arte conceptual. Lo que también estoy notando es que lo real quiere parecerse a lo virtual y no a revés. Todos estos mundos oníricos creados por los artistas visuales como Andres Reisinger o Ezequiel Pini cada vez son más demandados por museos o galerías de arte. Y todo esto no tiene que ser incompatible con el mundo real que nos rodea, puesto que lo enriquece.

ISERN SERRA. Pujades 60, 5º 1ª. 08005 Barcelona. 933 569 088. 
Fotografía Retrato: Salva López

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cuatro + 8 =