Farmacia Pazó

0
424

LOUNGE


“La farmacia pertenece a los clientes”. Bajo esa idea se planifica el espacio comercial, alejado de una “farmacia mostrador”. Se busca ampliar el espacio dedicado al cliente en detrimento del espacio dedicado a la rebotica y almacenaje.

La planificación del espacio está diseñada para crear una experiencia de compra clara, fácil y muy profesional. Uniendo en la sala comercial la compra mediante autoservicio con la dispensación del medicamento.

Para presentar de forma destacada la dermocosmética se ubica en la pared de la derecha, junto al primer mostrador. La pared de la izquierda se reserva para categorías como el bienestar, botiquín, bucal, tercera edad y sala de espera.

Llama la atención la columna central diseñada con una doble función: por un lado, presentar el producto en promoción y, por otro, ocultar el mueble dedicado al servicio y tratamiento en dermocosmética.

Surgió la idea de “Farmacia Laboratorio” para rescatar el origen de la farmacia y vincularlo con su principal categoría, el medicamento. El hecho de que en su logotipo existiera un escudo y la farmacia datase de 1842, la más antigua de Monforte de Lemos, reforzó la idea de aristocracia.

Proyecto: Marketing Jazz.
Fotografías: Luis Sanchez de Pedro.
Farmacia Pazó. Monforte de Lemos, Galicia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

once − 6 =