Elegancia urbana

0
1046

Ona Terra, Barcelona

La actuación de estudio de Isabel López Vilalta + Asociados en este hotel, recientemente construido por el despacho de BXDarquitectura, se ha centrado en las zonas comunes, tanto interiores como exteriores. Los espacios se yuxtaponen mediante la distribución estratégica de sus elementos.

En la planta baja, se han utilizado distintos recursos estéticos que han permitido crear una atmósfera de confort y elegancia relajada para dar la bienvenida al huésped. Los espacios se yuxtaponen y se delimitan mediante la distribución y la situación estratégica de sus elementos.

La distinta materialidad para el pavimento ha sido un recurso que ha logrado enfatizar el uso de los espacios; la piedra para la entrada y la recepción, simulando la continuidad del pavimento de la ciudad, así como la madera o parqué en el salón comedor para una sensación de mayor confort.

Para que el usuario de estos espacios pueda sentirse como si estuviera en su propio hogar se han empleado distintos recursos para proteger su intimidad y aumentar la comodidad. El estudio ha diseñado el mueble que separa el lobby de la zona de estar, actuando como filtro y permitiendo que cada actividad se pueda realizar de manera íntima pero siempre conectada.

Los paneles de fieltro de componente vertical, colocados a lo largo de los ventanales, actúan como protección de la intimidad desde el exterior a la vez que aportan confort acústico en el interior. Para aportar luminosidad, un lucernario que conecta con el patio interior del edificio actúa como gran lámpara sobre la zona de recepción.

El restaurante dispone de una entrada independiente desde la calle, con la voluntad de convertirse en un local gastronómico de referencia para el barrio. La colocación de la barra circular es también estratégica para delimitar la zona del lobby y dar la bienvenida al restaurante. La parte superior de dicha barra está retroiluminada para aportar luminosidad a ambos espacios. Como núcleo espinal del restaurante se coloca el gueridón que, además de cumplir con su función de apoyo a los camareros, ayuda a romper con la linealidad de la colocación de las mesas.

Debido a que el restaurante está enmarcado entre los ventanales de la calle y los del patio del hotel; se consigue dotarlo de la sensación de estar en un lugar exterior repleto de calma, pero con conexión visual con el ajetreo de la ciudad.

Desde la cubierta exterior de la planta novena, el huésped puede disfrutar de unas vistas increíbles a Montjuic resguardado del calor del sol bajo unos toldos realizados con distintos tonos de color tierra.

FICHA TÉCNICA: ONA TERRA. Creu Coberta 20-22. 08014 Barcelona. 
Proyecto: Isabel López Vilalta + Asociados. 
Equipo: Isabel López, Anna Kazachkova, Susana Vassalo, Marta Alonso. 
Ingeniería: JG Ingeniers. Mobiliario: &Tradition, HAY, Objekto, Expormim. 
Iluminación: Viabizzuno, Difusiona, Flos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí