Elbazgildemontes

0
669

“El diseñador de iluminación es el aliado del arquitecto”

Lara Elbaz, María Gildemontes, Elbazgildemontes


Los proyectos de este joven, pero experimentado, estudio de iluminación son sensibles a la arquitectura, las emociones, la salud humana y el medioambiente. Lara Elbaz y María Gildemontes nos explican cómo atienden las necesidades técnicas integrando aspectos subjetivos, biológicos y emocionales que dan lugar a entornos esenciales para el bienestar de las personas.

Tras una carrera personal como light designers acordáis uniros y fundar el estudio ¿nos podéis explicar esta decisión? 

Antes de fundar el estudio tuvimos la ocasión de colaborar en algunos proyectos, lo que nos permitió descubrir que compartíamos un interés por la ecología y el bienestar social, además de una ética y una visión muy similar de como ejercer nuestra profesión. Todo esto, unido a una evidente sintonía personal, fue lo que nos llevó a crear un proyecto profesional en común desde el que dar respuesta a la necesidad que ambas teníamos de desarrollar proyectos de iluminación sensibles y responsables con la arquitectura, las emociones, la salud y el medio ambiente.

Mission Possible Opportunity Dubái 2020: Tomando como base conceptual el mensaje vertebrador de Expo Dubái 2020 “Conectando mentes y creando el futuro”, diseñan un proyecto de iluminación que logra transmitir la sensación de “un fututo que soñar” a través de un paisaje de luz que varía a medida que se recorre. Fotografía: Luis Martínez, Iñigo Bujedo.

¿Vuestro perfil profesional es complementario o tenéis una experiencia similar?

Tenemos formaciones académicas y experiencias profesionales diferentes y, en muchos aspectos, complementarias. También tenemos experiencia en sensibilidad estética y un proceso de trabajo muy parecido, por lo que partimos de una base sólida desde la que colaborar de manera muy fluida, compartir y aprender la una de la otra, enriqueciendo el trabajo del día a día y añadiendo calidad al resultado final de los proyectos.

¿Cómo definís el papel del diseñador de iluminación en el contexto del proyecto de interior actual?

Cuando nos encontramos con espacios interiores en los que el diseño de la arquitectura ha sido exigente en la concepción espacial, sensorial y en la experiencia del usuario, la figura del diseñador de iluminación es indispensable. Los espacios se suelen diseñar para ser vividos de día y, en numerosas ocasiones, se deja en manos del azar la experiencia perceptiva en las horas en las que no hay luz natural, produciéndose en muchos casos una transfiguración que va en detrimento de la propia arquitectura. El diseñador de iluminación es el aliado del arquitecto y, gracias a una formación multidisciplinar y una visión global, es capaz de abordar el proyecto de iluminación desde los mismos parámetros que la arquitectura, comprendiendo el volumen y el espacio o vacío interior, así como los objetivos arquitectónicos y decorativos, sean los que sean, y traducirlos a través del manejo consciente de la luz. Esto significa que su creatividad, sensibilidad y conocimientos técnicos están al servicio del proyecto de interiorismo, para revelar el espacio de una determinada manera, mediatizar la percepción que de él se tiene, enfatizar la narrativa del entorno o de la marca y transmitir un mensaje final coherente.

Además, nunca pierde de vista las necesidades de los usuarios y crea el ambiente adecuado para cada actividad, permitiendo que se realice de manera confortable.

Por sus conocimientos y su experiencia, el diseñador de iluminación aporta viabilidad técnica y económica a los proyectos, y garantiza que en las modificaciones que se puedan producir en la fase de licitación se mantenga la coherencia e intención del proyecto. Además, hoy en día, debe introducir criterios de sostenibilidad fundamentales.

Triodos Bank: Proyecto de iluminación para la oficina en Málaga del banco ético Triodos Bank. La reforma se realizó con criterios de ecología y sostenibilidad; el proyecto de iluminación no fue menos y además de iluminación led y sistema de control, sensores de luminosidad y presencia para reducir el consumo energético. Fotografía: Andrés Valentín Gamazo.

¿Preferís un enfoque del uso de la luz creativo o puramente funcional en vuestros proyectos?

No creemos que se deba considerar la creatividad como un elemento disociado de la función. Es fundamental la suma y el equilibrio de ambos para lograr un proyecto excelente. Ahora bien, es necesario aclarar que un proyecto creativo no es aquel que resulta simplemente ornamental: hay proyectos muy creativos y emocionales en los que no hay una visualización de la luz como objeto o éste es un mero acento en el conjunto. La iluminación es una herramienta funcional con consecuencias estéticas, emocionales, medioambientales y económicas Y está, como decíamos antes, al servicio del proyecto y del usuario. Partiendo de la base de que cada proyecto es único, de lo que se trata es de dominar el manejo de esta herramienta para actuar en cada caso de manera acertada.

Habláis de entornos completos y emocionantes ¿cómo influye en ello la iluminación?

Un proyecto completo y emocionante es aquel en el que se trabaja por capas atendiendo en cada una a las diferentes categorías con las que trabaja la luz y logra, en la suma de ellas, una experiencia del lugar emocional y equilibrada. Estas categorías tienen que ver con cómo se desvela la arquitectura interior, cómo se establecen las jerarquías de uso del espacio, las necesidades visuales, el refuerzo de la narrativa del espacio o la marca, la salud de las personas y la experiencia emocional del lugar.

Casa alrededor de una encina: Vivienda unifamiliar en zona residencial cerca de Madrid, cuya parcela originalmente albergaba un bosque del cual aún mantiene varias encinas. La vivienda, con cierto carácter mediterráneo, se funde con su entorno natural, enfatizando la conexión exterior interior a través de los grandes ventanales y la continuidad de los materiales. Fotografía: Imagen Subliminal.

¿Cómo aporta valor la iluminación a un proyecto de interiorismo?

La luz revela los espacios y determina la percepción que tenemos de la arquitectura. Nos permite apreciar sus cualidades, su tamaño, su forma, sus texturas, su color. Partiendo de esta premisa, es posiblemente el elemento que más influencia tiene sobre el entorno, tanto en un espacio exterior como interior. Además, mediatiza nuestra percepción y determina cómo será la vivencia del espacio porque nos induce a sensaciones y emociones.

La iluminación tiene la capacidad de enfatizar la narrativa del espacio o de la marca, resaltando valores o características que la definen o proporcionándole una identidad concreta.

El diseño de iluminación mejora la calidad de vida ya que no pierde nunca de vista las necesidades de los usuarios finales. Gracias a ella, podemos crear los ambientes adecuados para cada actividad, permitiendo que las realicemos con el confort adecuado. Por lo tanto, diseñar la iluminación de un espacio no solo garantiza satisfacer las necesidades de las personas que lo usan, sino que proporciona soluciones creativas e innovadoras para aportar el equilibrio entre estética y función. Por último, cada vez sabemos más sobre el efecto que tiene la luz en nuestra salud y estado de ánimo y por eso es un tan importante manejarla con responsabilidad y conocimiento.

Sede Greenpeace Madrid: Proyecto con criterios sostenibles en el que se entrelazan dos ejes de actuación. El primero tiene que ver con el cliente, crear un espacio Greenpeace que hable y transmita su identidad tanto de cara al exterior como hacia sus trabajadores. Fotografía: Andrés Valentín Gamazo.

Calidad de luz, reproducción cromática, tonalidad… ¿qué factores priman cuando hay que iluminar un espacio?

¡Todos estos y algunos mas! Cada espacio tiene características físicas y funcionales propias que demandan soluciones lumínicas a medida en las que se aplican diversos parámetros técnicos y estéticos.

En nuestro caso, que la calidad de la luz sea la más alta posible es el punto de partida y, para garantizarla, es importante emplear luminarias provenientes de fabricantes fiables. Cuando nos encontramos con limitaciones presupuestarias, manejamos estrategias de ajuste que no afecten a la calidad de la luz.

Como regla general, en nuestros espacios de vida siempre empleamos fuentes de luz con el mayor índice de reproducción cromática posible. La temperatura del color dependerá mucho de la actividad, pero también de los materiales, los acabados y las tonalidades. A esto hay que añadirle parámetros básicos de salud y confort visual que tienen que ver con la cantidad de luz, los contrastes y los deslumbramientos.

ELBAZGILDEMONTES. Lara Elbaz, María Gildemontes. Mayor 4, planta 6º oficina 1.
28013 Madrid. T. 646 970 145. Fotografía retrato: Jerôme Wepierre.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

5 + 17 =