De vocación clandestina

0
413

NM, Oviedo

NM es un restaurante ubicado en Oviedo, con vocación clandestina, capaz de acoger a tan solo veinte comensales y hecho a medida por un estudio de interiorismo igualmente singular, Hazard Studio, liderado por el diseñador Alfredo Rodríguez.

NM es el nuevo restaurante del estrellado chef Nacho Manzano –2 estrellas Michelin–, recién inaugurado y ubicado en Oviedo. Concretamente, se encuentra en la antigua estación de El Vasco, un lugar emblemático en el centro de la ciudad. Su interiorismo ha corrido a cargo del estudio español arraigado en París, Hazard Studio, liderado por el diseñador Alfredo Rodríguez.

El restaurante se ubica al lado de Nastura, otro proyecto gastronómico que también firma Hazard Studio y con Nacho Manzano a los fogones, inaugurado hace tan solo unos meses y que presenta un concepto diametralmente opuesto a NM. Nastura es un restaurante para todos los públicos, con casi 2000 m2 para quienes buscan una comida ágil en la barra, para quienes se sientan alrededor de una mesa en una larga comida con amigos o para quienes alargan la sobremesa con una copa o un cóctel, por ejemplo. En cambio, NM es un espacio con vocación clandestina, capaz de acoger a un máximo de veinte comensales.

La idea principal de NM ha sido la de crear un entorno neutro y orgánico para otorgar a la experiencia gastronómica del chef Nacho Manzano el protagonismo absoluto: desde el momento en que se cruza su original puerta el comensal se sienta en uno de sus mullidos asientos, escucha el hipnótico bullicio de la cocina hasta que se sirve el plato en una mesa que es un lienzo en blanco y el resto de los sentidos abraza ese momento.

El espacio se distribuye en un cuadrado, con dos bancos a pared en los dos ángulos opuestos a la cocina, como si fueran dos espectadores atentos. En total hay cuatro mesas que se pueden juntar, girar y combinar según el grupo. NM es también un espacio versátil a pesar de su reducido tamaño. La barra, para un máximo de cinco comensales que se embullen en los secretos de una cocina abierta, ocupa un cuarto de la superficie total del restaurante.

Todo el proyecto de interiorismo se ha trabajado esencialmente en tonos neutros, con volúmenes y texturas que le dan personalidad. El “no color” se traslada a prácticamente todas las superficies, como por ejemplo en su moqueta jaspeada. También en el mobiliario, todo diseño de Hazard Studio: mesas y barra de Corian blanco, sillas y taburetes con relleno y tapizados en una textura rizada blanca, un mueble central que funciona de espacio de servicio y unos bancos a pared que, en un juego simbólico, recuerdan a los asientos traseros de un Mustang.

Interiorismo: Hazard Studio. Iluminación: Gervasoni. Cocina: Migan. 
Barra: Corian. Realización barra: Ilaeli. Arquitecto: Julio Redondo. 
Fotografías: Jonathan Hevia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí