Un espacio de trabajo desinhibido

0
182

Gete Comunicación, Barcelona

El objetivo de 118 Studio era huir del estilo sumamente formal y clásico propio de la zona alta de la Ciudad Condal para desarrollar un nuevo espacio relajado, desinhibido, colaborativo y creativo que representara el alma de la marca y su filosofía de trabajo.

Gete Comunicación, una agencia de publicidad ubicada en Barcelona con una trayectoria de más de veinticinco años en el sector, encargó el diseño de su nueva sede corporativa a 118 Studio. La empresa decidió trasladar su sede corporativa de la calle Tuset al barrio de Gràcia de Barcelona, ocupando una de las plantas del espacio industrial “Fabrick Gracia”.

El objetivo era huir del estilo sumamente formal y clásico propio de la zona alta de la Ciudad Condal para desarrollar un nuevo espacio relajado, desinhibido, colaborativo y creativo que representara el alma de la marca y su filosofía de trabajo. Era de vital importancia el estudio del volumen para detectar todas las posibilidades de éste en cuanto a estructura e iluminación natural y artificial. El cliente eligió como nueva ubicación una de las plantas del espacio “Fabrick Gracia”, una antigua fábrica textil del siglo XIX con una arquitectura muy singular, que alberga locales y oficinas. Esta decisión facilitó el trabajo del equipo de interioristas, ya que encontraron un local diáfano de 200 m2 con grandes ventanales, techos altos y suelo original cubierto con cemento continuo.

118 Studio propuso distribuir el espacio diáfano en cuatro zonas, manteniendo siempre la sensación de amplitud y respetando los suelos originales. Proyectaron en uno de los laterales dos salas de reuniones y una sala de juntas, ambas acristaladas con perfilería en hierro negro e insonorizadas con paneles acústicos. Para el punto central se seleccionaron dos mesas de grandes dimensiones. Ambas, totalmente electrificadas y con más de cuatro metros de largo en roble natural, pueden albergar hasta dieciséis personas trabajando. Para electrificarlas sin tener que alterar el suelo original, se diseñó y fabricó a medida dos separadores de hierro con un estilo muy arquitectónico. Se pintaron en verde para conferir personalidad e intimidad a la vez que permitieran bajar la electricidad del techo a la mesa ocultando el cableado. La zona de dirección se ubicó en uno de los laterales inferiores, creando un espacio abierto, pero con cierta privacidad con separadores acústicos y muebles a medida

Proyecto: 118 Studio. Fotografías: Víctor Montoro, Playfiction. Mobiliario: 
Alea Office. Sofá: Casual Solutions. Paneles acústicos: Made Design. 
Iluminación: Herlighting.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

19 − catorce =