Un bodegón de Morandi

0
1939

Los arquitectos Lucas y Hernández-Gil proyectan un local de restauración en Sevilla con acentos oníricos, una increíble dosis de buen gusto y una proyección cosmopolita que sitúa el espacio en la órbita de los mejores restaurantes de Europa.

En un contexto en el que muchos locales persiguen un revival de tiempos pasados, el proyecto de Casaplata ha sido una apuesta por el futuro, por una imagen singular y propia, alejada de la nostalgia. Como si de un bodegón de Morandi se tratara, los autores del proyecto buscan una visión poetizada de los objetos cotidianos.

Sobre un fondo neutro de gris plata, destacan las piezas de mobiliario, fabricadas en chapa perforada coloreada, rotundas y sutiles al mismo tiempo. Así, al difuminar el entorno en una atmósfera vaporosa, se concentra la atención en lo que está al alcance de la mano: vasos, platos, botellas… reforzando así la experiencia gastronómica.

Se ha diseñado con especial atención la iluminación. A través del juego de colores y reflejos transforma el espacio a lo largo del día. La iluminación es, con la ayuda de la música, la protagonista de la puesta en escena.

FICHA TÉCNICA: CASAPLATA. Amor de Dios 7. 41002 Sevilla. 
Proyecto: Lucas y Hernández-Gil. Urumea 5. 28002 Madrid. T. 915 640 837. 
Arquitectos: Cristina Domínguez Lucas y Fernando Hernández-Gil Ruano. 
Colaborador: Raquel Quirós Marcos. Mobiliario e iluminación: Krestadesign.
Fotografías: Juan Delgado

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí