Líneas quebradas

0
945

Arsan, Santander

Con la experiencia del estudio de Mara Pardo de tres reformas previas para el cambio de imagen de las exposiciones de Arsan en Cantabria, este pequeño local en el centro de Santander, invitaba a dar una vuelta de tuerca más al concepto de integración de las ventanas al ser un espacio mucho más reducido que los anteriores.

Por eso se aprovechó el gran marco de vidrio existente en la fachada y se amplió el hueco de la entrada, antes muy angosto, para convertir toda la tienda en un gran escaparate, colocando perimetralmente, en estructuras triangulares y dobles fondos, las ventanas y los grandes marcos de correderas. Al mismo tiempo, se forraron las paredes y las estructuras de madera que soportan las ventanas con melamina en blanco seda y el suelo con un laminado de imitación madera, también blanco.

Con un vinilo de color rojo Ferrari se trazaron unas líneas quebradas que traspasan suelo, pared y techo para crear un efecto de movimiento que llame la atención de los paseantes y de la gran cantidad de coches que circulan por la avenida. Se acentuó al máximo la iluminación desde el techo, en la parte superior y dentro de las estructuras, para romper el reflejo que produce el cristal del escaparate de día y para que, de noche, resultara impactante.El golpe de efecto final es un mostrador central para los dos empleados, de caras facetadas realizado en madera lacada y que conjuga perfectamente con el diseño de las sillas Poly de Bonaldo. Para acentuar el impacto visual sobre el mostrador se colocaron varias piezas cúbicas pegadas al techo a distintas alturas, realizadas con paneles acústicos EcoCero.

Proyecto: Mara Pardo, Bruno Lanuza. Fotografías: David Montero. Sillas: Bonaldo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí