La singularidad de la nueva colección Pu-erh consiste en usar la cerámica como material para conseguir una lámpara con efecto textil y de gran delicadeza. Xavier Mañosa, diseñador y ceramista, encuentra una textura que parece un tejido, como si fuera una seda plisada. Este acabado es el que aplicará a una pantalla en forma de cono pero más plano, un magnífico soporte para iluminar. Una novedad de Marset.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dieciseis − diez =