Ignasi Bonjoch

0
623

“Abordamos el diseño desde la experiencia del usuario”

La larga experiencia de Ignasi Bonjoch en el diseño de espacios lo coloca en el ámbito de los diseñadores que conformaron el conocido boom de los años 90, pero con una trayectoria variada, fructífera e impecable que lleva a su estudio hasta la actualidad en plena forma. En esta entrevista asegura que aborda los proyectos después de intensas conversaciones con sus clientes y siempre desde la perspectiva de la experiencia del usuario final como análisis previo de los conceptos que luego va a desarrollar.

 

En tu estudio se acometen todo tipo de proyectos… ¿este eclecticismo te define en cierto modo?

Si tomamos eclecticismo como la combinación de diversos estilos, no. Pero si aceptamos eclecticismo como barajar las distintas posibilidades o ideas para afrontar un proyecto, sin duda, eso sí que nos define. Nuestros clientes saben que partimos de cero en cada proyecto, nos planteamos la raíz del asunto, analizamos y procuramos trazar una hoja de ruta antes de dibujar nada.

Corners O’neill

Hablando de Estudi Bonjoch, ¿nos puedes explicar su evolución desde que se creó?

Formalmente el estudio nació en el 1990, y exploramos distintas fórmulas de estructura hasta la actualidad que somos una sociedad limitada. Hemos vivido por tanto una evolución en el sistema de contratación del diseño. Nuestro core siempre ha sido el interiorismo en el sentido más amplio, como interiorismo singular. En los inicios más artesanos, mano a mano con el cliente final, a menudo particular, apenas ningún brief y planificación día a día. Más tarde, con la expansión económica 2000-2006, entramos en el mundo de la empresa: brand managers, directores financieros, consejeros delegados y consejos de administración…, y nuestros servicios se fueron acercando a la consultoría. Nuestro cliente final ya era un usuario al que no veíamos físicamente, y debimos aprender a interpretar comportamientos, grupos y experiencias. En esos momentos arrancamos muy fuerte en el diseño de exposiciones culturales, en el mundo del retail para moda, diseño de espacios de trabajo y stands. Tuvimos la suerte de conocer de cerca buenos planificadores y estrategas, aprendimos mucho de nuestros clientes, y eso nos fortaleció para superar los duros siguientes años donde hubo más oferta de diseño que demanda. Por suerte, nuestra especialización no estuvo dirigida a un sector en concreto, sino que la verdadera especialización fue dotarse del conocimiento, competencias y habilidades para afrontar el auténtico reto de abordar el diseño desde la experiencia del usuario.

Boutique Andres Sarda Barcelona

¿Cuál es la diferencia entre proyectar un restaurante o una oficina?

Poca y toda a la vez. Como te decía, si partimos de la experiencia del usuario la diferencia es mínima. Nosotros afrontamos el proyecto centrados en aquello que los expertos denominan UX, User Experience. Muy a menudo, sea un restaurante o una oficina, separamos de entrada el chasis de la piel. Procuramos no entrar en el mundo de las imágenes al inicio, empezamos con las palabras, y lo trabajamos con quien nos encarga el trabajo: preguntamos cómo es su cliente, su diferenciación, hablamos de optimización, recorridos, eficiencia…, todo elementos comunes a un restaurante o una oficina. Una vez tenemos el chasis, o sea el planteo de proyecto, podemos hablar de sensaciones, piel, look & feel y apariencia. No nos gusta mucho separar estas dos caras del diseño porque entendemos el interiorismo como un todo global, pero nos ayuda mucho y agiliza el trato con el cliente.

¿Cómo planteas la relación con un nuevo cliente?

Bueno, de entrada con ilusión, como debe ser. Como no dibujamos nada de antemano, tenemos estipulado poder realizar hasta un máximo de tres reuniones para hablar de cómo encarar el proyecto y conocernos, ver el sistema de trabajo mutuo y tratar temas económicos. De hecho en muchas ocasiones se sorprenden que nuestros primeros dibujos sean mind maps y no plantas o secciones, y que estos mapas conceptuales los realizamos en co-creación con el cliente. Nuestro trabajo se basa mucho en el trato inicial y hay que acertar, por ambas partes. Luego ya vienen tiempos duros. El mundo de las obras, timing y presupuestos ya lo conocemos todos…

Oficinas Zoom Agency

¿Qué importancia tienen los avances técnicos en el diseño de interiores?

Brutal. Yo separaría el mundo de las herramientas instrumentales para proyectar, y el mundo para poder construir mejor. Para nosotros el auténtico avance está en el mundo de los materiales. Y en concreto todos aquellos que inciden directamente en el confort real del usuario. Tenemos a disposición techos y materiales acústicos que permiten disfrutar y trabajar de manera óptima con el máximo confort. Vidrios totalmente transparentes que no se ensucian con la lluvia y que térmicamente son extraordinarios. Barnices y acabados para tener la sensación que estás tocando la madera en crudo. La integración de sistemas de forma asequible, fácil y cómoda que ridiculiza la domótica de hace apenas cinco años…Y en construcción vamos a velocidad de vértigo. Tenemos carpinteros de oficio, ebanistas, que mutan con el software y el desarrollo técnico y que economizan en material y tiempo: más servicio sin incrementar el precio. Esto es hiperservicio. También es cierto que toda esta tecnología en manos de industriales o artesanos que no conozcan bien su oficio en particular y el interiorismo en general sirve de bien poco.

Y respecto a las herramientas instrumentales para proyectar, suponen sin duda una gran ayuda, independientemente de la capacidad para generar formas digamos “sorprendentes”, o renders alucinantes. Pero nos quedamos con el software que permite verificar la iluminación. Poder controlar dónde ubicar un proyector, con qué ángulo de apertura, temperatura de color, intensidad, y poder verificar todos los datos fotométricos antes de comprar ni siquiera un solo foco, agiliza y optimiza todo el proceso de diseño.

Boutique Guy Laroche La Roca Village
IGNASI BONJOCH. Estudi Bonjoch. Sant Pere Màrtir, 8, 08012 Barcelona. T. 934 150 007. www.bonjoch.comFotografía: Eloi Bonjoch

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

trece − 6 =