Entre piedras centenarias

0
190

Porta Ferro, Barcelona

Salt&Pepper Espais, junto al arquitecto Arnau García, plantean la reforma integral de este espacio con la finalidad de actualizarlo y darle una nueva vida, rescatando los elementos originales de la finca donde se encuentra.

El restaurante está ubicado en una finca antigua, situada al lado de la Plaza Mayor de Manresa, Barcelona. Tanto los techos como las paredes están tapados con pladur que oculta los elementos originales típicos de estas fincas. El local no ha sido reformado durante muchos años, por lo que está en bastante mal estado y desactualizado. El espacio cuenta con una superficie útil total de 127 m2 divididos en dos salas, la zona de la entrada con la barra y el salón principal, además de cocina y baños.

En la zona de la entrada se encuentra la barra con algunas mesas. Al pasar al salón principal, la zona de baños se sitúa a la derecha, la cocina en frente y la zona de comedor principal a la izquierda, ocupando parte del salón principal hasta el final del local.

Se plantea una reforma integral de todo el local, ya que está muy viejo y desfasado. A nivel de distribución, uno de los mayores cambios es el traslado de los baños desde la zona central hasta el final del local. Este cambio permite que la única entrada de luz desde el exterior quede en la zona del comedor, en lugar de quedar dentro de los baños, generando así la entrada de luz natural al comedor y una conexión visual con el exterior.

 

Uno de los factores decisivos para definir la parte estética surge al quitar el pladur y destapar las paredes y los techos. En este momento, aparecen las paredes de piedra originales de la finca y los techos con vigas de madera y la volta catalana típicos de estas fincas regias. Mantener y potenciar los elementos originales característicos de esta finca pasa a ser una prioridad, por lo que el diseño intentará mantenerlos a la vista siempre que los requisitos técnicos lo permitan.

La propuesta se basa en solucionar varias necesidades que tiene el local: conseguir un estilo actual, moderno y acogedor, mantener todos los elementos originales característicos de la finca, dar más visibilidad desde la calle y mejorar la iluminación.

El objetivo de los propietarios son las comidas y cenas de los fines de semana y las copas antes y después de éstas. Por este motivo se divide el restaurante en tres zonas diferenciadas: zona de entrada con mesas altas de bar para comer o tomar algo rápido, una zona de comedor y la zona de terraza exterior.

Las premisas estaban claras: mantener las paredes de piedra y todos los elementos originales que se pudiera, dando al local un estilo rústico actualizado. Naturaleza, madera, hierro y un equilibrio entre el pasado y el presente han estado los pilares en los que se ha construido la marca Porta Ferro. Se ha diseñado un interior que transmite un ambiente rústico y acogedor, distendido pero elegante. Los interioristas trabajan con materiales naturales y con el verde de la vegetación como protagonista en el jardín vertical y en distintos puntos del restaurante.

FICHA TÉCNICA: RESTAURANTE PORTA FERRO. Sant Miquel 2. 08241 Manresa, Barcelona.
Interiorismo: Salt& Pepper Espais. Arquitectura: Arnau Garcia Perarnau.
Diseño gráfico: Alex Dalmau. Pavimentos: Alaplana Cerámica.
Revestimientos: Equipe Cerámicas. Mobiliario: Vergés, Kave Home.
Iluminación: Leds C4. Sanitarios: Roca. Fotografías: Lula Poggi
Compartir
Artículo anteriorMontserratina
Artículo siguienteNuovvo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

trece + dieciocho =