El mercado popular en Manhattan

0
268

Mercado Little Spain, Nueva York

Con el Mercado Little Spain, Juli Capella pretende llevar un trozo de España a Nueva York. Literalmente, como si se hubiera concentrado la mejor oferta gastronómica del país, presentada en un entorno típicamente español y se hubiese trasladado con el máximo cariño al centro de Manhattan.

El diseño conceptual del espacio se inspira en dos ideas principales: el mercado y el pueblo.

Un mercado. Los mercados españoles son muy populares y suelen llenarse de atiborrados mostradores con frutas, carnes y pescados, para resaltar de un modo atractivo que se trata siempre de un producto fresco y de calidad. Multitud de paradas de diferentes dimensiones van configurando un recorrido de callejuelas por donde la gente se entretiene paseando, mirando y tal vez comprando o degustando. Son espacios vivos, llenos de colorido por la variada oferta de productos, donde el visitante interactúa y se lo pasa bien. Son la cálida y humanista alternativa a los fríos y estandarizados supermercados.

Mercado Little Spain se inspira en estos mercados tradicionales, como sistema de multioferta bajo una gran estructura, entre los que destaca el renombrado Mercado de la Boquería de Barcelona. Pero añadiendo a la oferta de productos de materia prima como verduras, frutas o carnes, productos ya cocinados o listos para consumir, como tortillas, jamón o gazpacho.

Un pueblo. El clima benigno y el carácter social y familiar propician que en los pueblos y ciudades de España se haga mucha vida al aire libre. Es a menudo donde la gente se encuentra, se divierte, y donde también come, bebe y celebra sus fiestas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

3 × cuatro =