El Home Officer equiere una atención especial

0
135

Basado en la experiencia de más de 50 años equipando espacios, Actiu ha desarrollado un manual para ayudar a empresas y trabajadores a acondicionar el home office y optimizar el trabajo en remoto en conectividad, concentración y salud.

La crisis sanitaria ha provocado una aceleración del formato de trabajo a distancia que ha pasado en pocos meses del 9 al 30 por ciento de trabajadores. Las ventajas de trabajar desde casa son tan evidentes que muchas grandes organizaciones están apostando por rediseñar el espacio doméstico de sus empleados.

Mientras dure la pandemia, el trabajo en remoto será una opción complementaria al trabajo presencial. Y, muy posiblemente, cuando pase, seguirá siendo una opción a simultanear con la oficina. Esto significa que hay que fijarse en cómo está equipado el espacio de home office para que resulte cómodo y funcional.

Para favorecer la ergonomía, la funcionalidad y el confort en la configuración de espacios para el trabajo en remoto, Actiu ha desarrollado una hoja de ruta y un manual para ayudar a empresas y trabajadores a lograr el éxito de este modelo. Los estudios realizados sobre el teletrabajo coinciden en la necesidad de crear un home office que se convierta en un espacio dedicado y diferenciado. Siempre que sea posible, lo recomendable es habilitar un puesto fijo, con una buena conexión a Internet, un ordenador, una silla ergonómica y certificada que cuide la postura, un escritorio y espacio de archivo donde ordenar los objetos y papeles de trabajo. La elección del mobiliario es primordial para crear un espacio funcional, cómodo y que promueva la eficiencia. En este sentido, Actiu, líder en diseño y fabricación de espacios de trabajo y hospitality, ha realizado un estudio en torno a 400 profesionales de múltiples perfiles.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

uno × cuatro =