Cultivar el intelecto entre referencias neoclásicas

0
149

Inertial, València

Diseñado y proyectado por el estudio Tiovivo, en el centro de entrenamiento personal Inertial de Valencia se evoca a la antigua Grecia en la conceptualización del espacio. Concretamente a Pompeya, porque es allí donde se encuentra el origen de los primeros gimnasios, dedicados justamente a cultivar cuerpo, intelecto y espíritu como un todo.

Situado en un piso señorial en el epicentro de la zona del Ensanche de Valencia, Inertial rompe con el concepto de gimnasio y va más allá de ser un centro de entrenamiento personal al uso para conseguir que las personas logren un equilibrio pleno consigo mismas, gracias al fortalecimiento físico y el refuerzo emocional.

Las referencias clásicas están latentes en el uso del mármol, las esculturas, las columnas o los remates con volutas en el mobiliario a medida. Los detalles ornamentales cobran un protagonismo especial en un espacio armónico, de líneas rectas y de contrastes en blanco y negro con colores intensos. Los espejos y la iluminación crean un hilo conductor de efectos visuales y reflejos que, junto a la luz natural, dan amplitud y ambientación a las diferentes salas.

En la recepción, como máximo exponente de buena salud, da la bienvenida la figura de un corazón de porcelana, para dejar claro de entrada que es un espacio diseñado para sentir; para sentirse en forma, pero sobre todo para sentirse bien con uno mismo y con su entorno. Para conseguirlo, Inertial traslada a un ambiente tranquilo y seguro, transmitiendo la sensación de estar como en casa, pero eso sí, una casa señorial.

El espacio cuenta con tres salas de entrenamiento individuales, con un cuidado estilo neoclásico que se funde con los aparatos de entrenamiento más avanzados y con toques decorativos provocadores. Elementos decorativos que hacen referencia a la “perfecta” anatomía que se mostraba en las esculturas clásicas, que se han sintetizado a la mínima expresión, para mostrar las partes del cuerpo que mejor representan los pilares de Inertial –boca/comunicación, oreja/escucha, ojos/estética, nariz/aroma propio, pie/deporte–.

Un centro de entrenamiento personal donde, además de un diseño funcional y una estética sofisticada, el estudio Tiovivo ha trabajado el interiorismo sensorial creando un “odotipo”; una fragancia relacionada con la marca, un “logotipo olfativo” que impregna de identidad propia a todo el espacio.

FICHA TÉCNICA: INERTIAL. Gran Via Marqués del Turia 71, 4º. 46005 Valencia.
Proyecto: Tiovivo. Decoración: Seletti. Iluminación: Arkoslight, Vical Home,
Vesoi. Láminas ilustraciones: Paul Fuentes. Molduras: Orac Decor.
Pavimentos y sanitarios: Ferrcos. Chimeneas y esculturas: Techos Calabuig.
Fotografías: María Mira

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

2 × tres =