Claves para vender inmuebles

0
341

Sukia, San Sebastián

La sede la promotora inmobiliaria Sukia en San Sebastián, realizada por Barru Arkitektura, se sitúa en un edificio de planta semicircular y cuatro plantas de altura, con una entrada en planta baja y otra en la planta segunda que da acceso a la recepción de sus oficinas.

El objetivo del proyecto es actualizar los espacios dedicados a la recepción de clientes, zonas de reunión, entrada y showroom. Se quiere ofrecer una nueva imagen acogedora, moderna y alineada con los valores de la marca y las necesidades funcionales de la empresa. Se decide articular el edificio en dos partes acorde al grado de privacidad de los espacios. La primera en planta baja se dedica al showroom y recepción de clientes mientras que la segunda se le implementa un uso más interno.

En este nuevo espacio se diseña la experiencia de la visita de los clientes que acuden a comprar las viviendas. Para ello, se busca una sensación acogedora y hogareña de los espacios, la puesta en valor de la marca y ajustar al espacio disponible los objetivos planteados. Se proponen distribuciones, piezas de mobiliario, revestimientos, materiales e iluminación. El espacio de concepto abierto de 130 m2 contiene zona de espera y despacho a la entrada y una serie de exposición de cocinas, baños, muestrario y zona colaborativa distribuidos de forma radial conforme a la planta semicircular del edificio. Se trata de un espacio continuo y abierto donde se emplea una paleta de diferentes materiales de suelos para generar una secuencia espacial y recrear ambientes diferentes sin recurrir a distribuciones. El concepto para la oficina de atención a los clientes es una caja de madera, donde suelo, paredes y mesa se unifican en un tono madera cálido.

Se emplean tonalidades cálidas combinado acabados de madera y negro con una iluminación tenue y cálida para conseguir la sensación acogedora y de hogar. Los materiales elegidos se basan en aquellos que emplea la constructora en sus viviendas. Todos los elementos audiovisuales se integran en los elementos constructivos y en la zona colaborativa denominada “corner”. Se diseña una mesa en acabado negro Fénix y Solid Surface de Krion, que favorece el trabajo colaborativo con la ayuda de una pantalla integrada en una pared con revestimiento vidrio negro. La forma del edificio es peculiar y condiciona el proyecto. En la pared convexa central se propuso una obra artística del artista Victor Goikoetxea que acompaña con una suave textura y un tono azul profundo a lo largo de los espacios. De esta forma la obra unifica el espacio, aporta color y proporciona personalidad y diferenciación al proyecto sin quitar protagonismo a los expositores. La iluminación general es puntual y queda oculta entre las lamas negras del techo, salvo algunos elementos decorativos en zonas señaladas.

Proyecto: Barru Arkitektura. Arquitecto: Xabier Barrutieta. Colaboradores: Olaia 
Pozueta, diseñadora de interiores, Ander González, arquitecto. Fotografías: 
Agustín Sagasti. Mobiliario: Stua, Pedrali, Arper. Iluminación: Basileus, 
Arkoslight. Materiales: Krion.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí