Templo a la belleza

0
200

Sclinic, Madrid

Inspirándose en la cultura clásica, la interiorista Eva Maraver proyecta el interior de la clínica dermatológica Sclinic en Madrid, un verdadero templo a la belleza y al diseño contemporáneo presidido por un fresco de Elvira Solana.

Cuando la doctora Maria Agustina Segurado encomienda este proyecto a la interiorista Eva Maraver, el local estaba diáfano, por lo que se encarga de realizar la nueva distribución, iluminación, elección de materiales y acabados, diseño de techos, baños, diseño de mobiliario a medida, diseño de carpinterías, propuesta de mobiliario, lámparas, textiles y obras.

La clínica consta de dos niveles: la planta baja y el sótano, comunicados entre sí por escaleras y un ascensor. La planta baja, con acceso por la calle Lagasca, se divide en dos alturas y en ella se encuentra una zona de recepción, una zona de espera formada por dos ambientes, dos baños, una sala de curas o pequeño quirófano, dos despachos médicos y una pequeña terraza. En la planta sótano, hay una sala de espera formada por dos ambientes, un despacho médico, un baño, seis cabinas de tratamiento, una de las cabinas con baño para bronceado.

También hay una zona para el personal que trabaja en la clínica, formada por un aseo, un pequeño comedor, lavandería, almacén. En cuanto a la gama cromática, se utiliza el color verde, una tonalidad que en el mundo de la sanidad transmite relajación, con paredes y suelos de los despachos y salas de tratamiento en color blanco, para transmitir sosiego e higiene.

Para las paredes de recepción, Eva Maraver diseña tres hornacinas en forma de arcos estrechos con la idea de aportar un aire clásico al ambiente. En la zona de espera hay otra hornacina con forma de arco, y se encarga a Elvira Solana un mural para ese arco. La artista se inspiró en las tres Gracias, pintando tres figuras femeninas en alusión ello. El mueble de recepción está diseñado por la interiorista, una pieza de líneas curvas realizada en DM lacado en color amarillo, con encimera de cristal amarillo y frontal de palillería de mediacaña lacado. La idea del color amarillo en el mostrador y en el sofá se escoge para crear un fresco contraste con el verde agua del terrazo.

Proyecto: Eva Maraver. Fotografías: Belén Imaz. Estilista: Pete Bermejo. 
Pavimentos: Huget. Mobiliario: Cassina, & Tradition, Incasa, Sancal, Haworth, 
Domestico Shop. Iluminación: Magic Circus, Atelier Areti. Grifería: Icónico.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

18 − 9 =