Tatuar entre techos abovedados

0
553

Sherry Tatto Studio, Valencia

Sherry Tatto Studio es el estudio de tatuaje que Iroco diseña para Adrián Moreno en el distrito valenciano de Ruzafa, una zona donde cada vez se congregan más estudios dedicados a este arte. La estética del local se inspira en los espacios típicos de las ciudades escandinavas donde impera el orden y la esencialidad.

El elemento singular del proyecto fue la recuperación del techo abovedado original que encontramos totalmente cubierto cuando se empezó la obra y que consiguió ganar mucha altura de techo. En las paredes también se pudo recuperar el ladrillo macizo antiguo para darle esa naturaleza brutalista y contemporánea que se buscaba. Estas paredes quedaron en bruto aplicándose un tratamiento de consolidación para mantener su estado original en el tiempo. Como principal elemento decorativo se optó por las baldosas artesanas de Ferrés Cerámica generando una paleta cromática de mostaza y tabaco que diferencian ambas cabinas de tatuaje.

Para la iluminación general del estudio era importante una buena luminiscencia de trabajo, pero también remarcar mediante luz focalizada los elementos constructivos del propio local como las bóvedas, vigas y paredes de ladrillo. El estudio realiza in situ unas luces decorativas con forma de tubos de neón colgadas a diferentes alturas a modo de galería de arte, con un enfoque caracterizado por una mirada entre el pasado y el futuro. Un ejercicio de equilibrio y atemporalidad.

El pavimento continuo de hormigón que se aplica en todo el local cubriendo el pavimento original permitió a Adrián Moreno hacer un dibujo ocupando toda una sala de cabinas dándole una mayor profundidad y originalidad al espacio. El dibujo recupera un tatuaje tribal geométrico procedente de las tribus de la isla de Borneo. El local se viste con mobiliario de estilo escandinavo de los años setenta, con piezas clásicas inspiradas en iconos del diseño como la silla Plywood de Ray y Charles Eames o diseñadores como Jean Prouvé.

Para la fachada, que estaba protegida, Iroco se adapta al hueco existente, diseñando una puerta nueva de estilo industrial en color negro con dos grandes cristaleras para captar la atención del viandante y que pudiera ver desde fuera la iluminación tan atractiva del espacio. Para la cartelería se optó por un rótulo pintado a mano por un artesano sobre cristal templado. La imagen gráfica de Sherry la realizó el reconocido diseñador valenciano Ausias Pérez.

Proyecto: Iroco. Fotografías: Fran Alvarez. Revestimientos: Ferrés 
Cerámica. Mobiliario: Vitra. Diseño gráfico: Ausias Pérez.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí