Luces y sombras

0
288

Claroscuro, Madrid

Cortinas de mármol, juegos de espejos desconcertantes, luces y sombras… El proyecto del restaurante Claroscuro, que firma Tres Cinco Uno Creative Studio, es de estilo brutalista y busca rendir homenaje a la cultura de bar española, pero con una estética inédita más arriesgada.

El restaurante cuenta con un espacio de 200 m2 cuyo diseño ha estado inspirado en la arquitectura brutalista y en la cultura informal del bar de un Madrid de los años 60. Con el proyecto de Claroscuro Tres Cinco Uno Creative Studio se enfrenta a un gran reto Por ello se marcan como objetivo crear un espacio donde el comensal viva una experiencia confortable y hedonista a nivel de interiorismo. Un espacio que le halague y cumpla con sus necesidades en todo momento.

El espacio se divide en tres zonas bien diferenciadas y con caracteres especiales. El primero de ellos es el Porche y Cóctel Bar. El local se descubre a la calle mediante una fachada vestida con grandes toldos granates que, junto con su carpintería del mismo color, se abre completamente al exterior desnudando la barra del restaurante y dando lugar a un nuevo concepto de porche. Es la zona más canalla del restaurante. Lugar diseñado a conciencia para que el cliente pueda disfrutar, tanto sentado en los bancos ubicados en la misma calle Velázquez como de la barra, de un aperitivo o unos vinos, costumbre tan arraigada a la cultura española. De esta cultura de bar se desprende el uso de cortinillas de canicas, elemento decorativo común de los bares españoles de antaño.

Al dejar atrás el porche, el comensal se adentra en la segunda zona del restaurante: un pasillo de arcos geométricos que desemboca al salón principal que es la tercera zona. Este pasillo está formado por pequeños comedores, pensados para comidas rápidas o reuniones de amigos con bebida en la mano. Si hay algo que caracteriza el interiorismo del restaurante, y que además es la razón de su nombre, son las diversas fuentes de luz y el juego de espejos que recorre el perímetro del espacio, generando infinidad de puntos de vista, y desconcertantes luces y sombras. Ese juego luminoso es el creador de los volúmenes atmosféricos que caracterizan el restaurante. Una fusión entre claro-oscuro y simplicidad de color, que crean ritmo y dinamismo, y mediante el cual el cliente va descubriendo la realidad del espacio.

De esta forma se desemboca en el salón principal: Una gran sala presidida por una monumental claraboya de luz natural durante el día que se transforma en una imponente lámpara en la noche, convirtiendo este espacio en uno de los más característicos del proyecto. Esta sala, también se define por ser el escaparate de una extensa colección de fotografías en blanco y negro que muestran la vida del mercado y de la cocina. El estudio trabajó gráficamente la superficie de las fotografías con el objetivo de modernizarlas y convertirlas en piezas únicas.

FICHA TÉCNICA: RESTAURANTE CLAROSCURO. Velázquez 31. 28001 Madrid. 
Proyecto: Tres Cinco Uno Creative Studio. Equipo: Pablo Poblet, Carlos Carrillo.
Constructor: Construcciones Belfeta. Mobiliario: Vergés. Sanitarios: Duravit.
Griferías baños: Tres.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

20 − 14 =