La contraseña para el Hell’s vip

0
308

Pastrami Club, Málaga

Paco Lago Interiorismo juega con los sentidos en este local que reproduce la atmósfera inquietante de los locales clandestinos del Nueva York de los años de la Ley Seca. Tras un inocente bar de bocadillos se encuentra uno de los locales más estimulantes de Málaga. La luz es fundamental para conseguir los efectos requeridos.

Nueva York, segunda década del siglo XX. La venta de alcohol se prohíbe y surgen los llamados ‘speakeasy’ o tugurios clandestinos, bares a puerta cerrada, exclusivos y donde solo unos pocos tienen acceso. La impronta que dejaron esos espacios clandestinos fue tal que, desde entonces, todas las ciudades tienen su club secreto exclusivo, y Málaga no iba a ser menos. El viandante despistado que camine por la calle se topará con un pequeño bar de sandwiches de pastrami, aunque al abrir la puerta del baño… todo se transforma.

El estudio creativo Paco Lago Interiorismo aceptó el reto de un proyecto nada convencional: diseñar pensando en un concepto de club clandestino implicaba una serie de desafíos creativos, como, por ejemplo, el que supuso la iluminación de todo el local: luminarias exclusivas integradas en un techo artesonado hecho a medida que pueden moverse rítmicamente o permanecer fijas, o un techo de casetones cuadrados que se curva hasta fundirse con la trasera de la barra, en el que cada casetón es una lámpara que cambia de color e intensidad. Y lo único que han conservado del espacio original ha sido el suelo.

FICHA TÉCNICA: PASTRAMI CLUB. Álamos 36. 29012 Málaga.
Proyecto: Paco Lago Interiorismo. Camino de los Almendrales 1,
Málaga. T. 951 767 356.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cinco × dos =