Kento

0
1333

Eduardo Hijlkema decidió seguir adelante con su plan de expansión, abriendo un punto de venta únicamente dedicado al take away.

Contando con sólo 25 m2, el diseño del local necesitaba crear un efecto de amplitud por lo que se escogió en primer instante utilizar un espejo haciendo parecer el espacio mucho más grande que las dimensiones reales. Por otra parte, era importante hacer que fuera diferente al primer Kento, pero manteniendo la identidad de marca. Por eso se utilizaron los colores del branding cambiando algunos materiales. Destacan también las formas de los marcos de la fachada que crean un conjunto mucho más atractivo sin tocar los colores y materiales existentes del edificio. Cabe resaltar aquí la ventana por la que se ve trabajar los sushis chefs en directo y que demuestra el mimo y la frescura con el que la marca elabora su producto.

Christophe Penasse, director de marketing de Masquespacio: “El primer Kento fue una fase de prueba. Para este segundo ya había que pensar con vistas al futuro de una cadena en crecimiento. Por eso se hizo una mejora significativa en materiales, acabados y el funcionamiento del local en sí.”

Proyecto: Masquespacio.
Fotografías: Luis Beltrán.
Kento. Cirilo Amorós 18, Valencia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí