Estilo South Beach

0
715

Corzo Iluzione, Santa Agnès de Malanyanes, Barcelona

El principal desafío del proyecto era la convivencia de un restaurante con una tienda Luzio y que se pudieran desarrollar las dos funciones independientes, pero integradas, compartiendo el mismo espacio. María José Gómez y Maximiliano Zigart de Luzio Design & Projects asumen el desafío.

Tomando como base un espacio vacío y diáfano, las acciones se centran en la distribución, los acabados y la iluminación, en determinar la paleta cromática y en resolver toda la parte técnica que requiere el funcionamiento de una cocina. Su interiorismo se ha inspirado en la esencia italiana y el estilo retro de South Beach. El único elemento constructivo maestro de origen inamovible fueron dos columnas que se integraron en el proyecto creando entre ambas una zona central diferenciada para grupos, con mesas y sendos sofás que se dan la espalda, coronada por un llamativo jardín suspendido en el techo. En cuanto a obra, hay que hablar de cerramientos verticales en yeso pladur y el murete de la barra realizado como un bloque cerámico.

El restaurante cuenta con una superficie interior de 260 m2 más otros 140 m2 de terraza. La distribución interior se entiende como tres ambientes: uno amplio y diáfano destinado al comedor y enmarcado en una de sus paredes por el ambiente de la tienda, y otro protagonizado por la cocina abierta con show-cooking, rematada con una barra de ocho metros. La parte central de asientos con sofás bajos en el jardín hace de separador ambiental entre el comedor principal y la barra.

El pavimento, en un acabado de cemento alisado y formado por piezas de 20×20 de cerámica esmaltada, hace de unión visual. Además, se juega con diferentes tonalidades de color para enmarcar zonas. Los revestimientos murales de cerámica artesanal representan uno de los focos más atractivos del restaurante. Los tonos amarillos, marrones y caramelo son los elegidos para las paredes en disposición en zigzag para generar movimiento y vitalidad, simulando las llamas que salen de la cocina y que se reflejan en la pared. El color que destaca es el amarillo, inspirado en los limones sicilianos.

El techo de tonos claros se ha dejado abierto y rebozado con material aislante térmico, acústico e ignífugo para potenciar un punto industrial también reflejado en otros detalles, como dejar a la vista las instalaciones eléctricas y de climatización del techo. El baño, con los conductos del agua vistos en acabado cobre, presume de una gran expresividad visual gracias al revestimiento en baldosas cerámicas en verde musgo, la enorme vasija de arcilla que hace de lavamanos y la grifería antigua de cobre.

La cuidada iluminación potencia la creación de una atmósfera tenue y confortable que invita a quedarse, con ese toque teatral tan acogedor, un sello particular del estudio y que caracteriza todos sus espacios y proyectos. Este efecto es fruto de la combinación de la iluminación y el tipo de revestimiento mural que, con su brillo propio, hace de reflejo, potenciando ese dinamismo que se busca con las baldosas en zigzag.

Proyecto: Luzio Design & Projects. Fotografías: Daniel Brull. Constructora: MAM. 
Revestimientos: Rajoleria Llensa. Instalación vegetal: Flowers by Bornay. 
Tapicería: Guell Lamadrid. Mecanismos e iluminación: Simon. Cocina: Gastroproject. 
Decoración: Luzio.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí