Bienvenidos a la Ciudad Condal

0
141

Antiga Casa Buenavista, Barcelona

Antiga Casa Buenavista es el nuevo hotel que se encuentra situado en pleno corazón de Barcelona donde el estudio TDB Arquitectura ha combinado la tradición modernista catalana con el diseño contemporáneo de la Ciudad Condal.

La historia de este edificio se remonta a 1918, año en el que la familia Molleví inauguró el restaurante familiar Buenavista que, gracias a su estratégica ubicación y proximidad con el entonces recién inaugurado Teatro Goya, se convirtió rápidamente en un popular espacio entre intelectuales, artistas o burgueses de principios de siglo, pero también entre clases populares y familias de la zona.

Ahora, la nueva generación de la familia Molleví abre las puertas de este nuevo hotel, que aúna tradición y modernidad, respetando el carácter barcelonés de sus orígenes. Antiga Casa Buenavista es un hotel de gestión familiar, con un fuerte vínculo con el barrio y la ciudad. Un nuevo concepto de establecimiento turístico que se aleja de la propuesta impersonal hotelera para ser próximo con el público, respetuoso con el barrio e inclusivo con todo tipo de clientes. En este sentido, la familia ha querido que el edificio no solo se haya diseñado con un profundo respeto a la tradición modernista y el estilo de vida contemporáneo de Barcelona, sino que, además, el proyecto completo, se ha apoyado en colaboradores locales desde el punto de vista del diseño y la construcción, como del aprovisionamiento de las actividades diarias del hotel.

El proyecto para la transformación del espacio del hotel ha sido desarrollado por el estudio de arquitectura TDB Arquitectura, formado por el equipo de Juan Trias de Bes, de la mano de Fernando Herrero y Marta Pascual para el proyecto de arquitectura, Jordi Flores para el proyecto de interiorismo del hotel y Ricardo Villoria de Otécnica Arquitectónica como Project Manager y Director Técnico de la obra.

Como resultado de este trabajo en equipo, el edificio cuenta con un profundo carácter barcelonés que no pasa desapercibido a sus visitantes: suelos hidráulicos, fachada modernista original de finales de S. XIX, molduras restauradas, esgrafiados en las paredes y techos con bóveda catalana despertarán el interés de los amantes de la buena arquitectura y del diseño contemporáneo respetuoso con la tradición.

El edificio se distribuye en nueve plantas, cinco de las cuales están destinadas a las habitaciones. En la planta baja el espacio ha sido destinado a la recepción de visitantes. En ella se puede contemplar los elementos arquitectónicos clásicos de los edificios del “Eixample Barcelonés”: techos altos, bóveda catalana de cerámica, pilares de fundición y un patio de luces con vegetación natural que aporta una tonalidad fresca al espacio. En las plantas superiores, ya destinadas a las habitaciones, predominan las estancias divididas de acuerdo con la composición de las fachadas originales.

Proyecto: TDB Arquitectura. Fotografías: Montse Garriga. Interiorismo restaurante: 
Concepción Padilla. Suministros: Minim. Mobiliario e iluminación: Santa & Cole, 
Mobles 114, Tunds, BD Barcelona, Nanimarquina, Cassina, House of Finn Juhl, 
Vitra, Thonet, Knoll.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

veinte + 12 =