Un oasis en el corazón de Benidorm

0
373

Primavera Park, Benidorm

El encargo a Oscar Vidal para la reforma de este hotel tiene como objetivo reestructurar todo el espacio, que nació como apartahotel, para convertirse en un referente en la ciudad de Benidorm.

Benidorm es la ciudad de crecimiento vertiginoso que pasó de ser en los años 50 un pueblo de pescadores a ser la ciudad de los rascacielos que hoy en día se conoce. La construcción partía con unos puntos fuertes, situada frente al parque de L’Aigüera y con una fachada curvada, tenía una presencia muy notable sobre el entorno. Con amplitud espacial y vistas agradables sobre el verde del parque y a medida que se suben las plantas una visión privilegiada del mar y del paisaje al poniente de la ciudad.

Estéticamente se buscó potenciar esa presencia de la naturaleza, con mayor uso de vegetación, mobiliario de fibras naturales, colores simples y revestimientos de madera. La idea era subrayar el lema de la empresa: “Un oasis en el corazón de Benidorm”.

Dentro de la reestructuración del hotel el cambio de la entrada era vital, pasaba de la calle Verano, una secundaria a la calle Primavera con mucha más presencia y visible desde el ayuntamiento y las zonas adyacentes. La planta en origen era un sótano y no tenía gran altura por ello se planteó un gran hall como una estructura independiente con un acristalamiento curvo de seis metros de altura, para dar una sensación de potencia y amplitud. Para el resto de la fachada se eligieron materiales cerámicos de Tempio: las celosías de baguette y la fachada ventilada de una pieza extrusionada de gran carácter.

En todos los interiores se buscó una sensación de serenidad pero que proyectara una calidad en los materiales y que tuviera detalles decorativos acogedores que resaltaran la idea de hotel boutique como son las celosías, jardineras, luces indirectas, techos de madera, vegetación integrada y puertas de ascensores de madera.

En las habitaciones una imagen de palmeras y playa hace de fondo para una composición sobria con combinaciones de madera y negro, para darle una percepción más alejada de la típica postal mediterránea. Para las suites se ha elegido una distribución abierta con baño y dormitorio unidos, aunque diferenciados y dominados por la imponente presencia del paisaje a través del gran ventanal.

Proyecto y fotografías: Oscar Vidal Quist. Arquitectura: Enrique López Gómez. 
Construcción: Antonio Pérez Construcciones. Carpintería: Voolcan Full Contract. 
Amueblamiento: Skyline Design. Acristalamientos: Singular Glass. Suministros 
construcción: Cb-Mat. Fachada ventilada: Tempio. Pavimentos, y revestimientos: 
Cerámicas Mayor. Panelados de madera y mobiliario: Finsa. HPL Tarima: Berry Alloc.
Revestimiento mural: Vescom, Glamora.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí