La filosofía Hygge tiene que ver con la felicidad en las pequeñas cosas, inspirador libro de Meik Viking que desvela porque los daneses son los más felices del mundo. En esta línea, Duravit ha presentado algunos consejos para hacer de la estancia del baño un espacio mucho más placentero. El propio hogar se convierte en un excelente lugar de retiro cuando en el exterior reinan las bajas temperaturas. Para crear momentos de bienestar en los cortos y grises días de invierno, es buena idea dejar entrar a Hygge en el baño: la “fórmula anti – tristeza” que produce comodidad e intimidad y que se encuentra firmemente anclada a la cultura danesa. Algunos pequeños trucos son suficientes para convertir la vivienda en un lugar mejor y más íntimo. Los tonos usados no deben resultar llamativos, se trata de utilizar los típicos colores beige y gris que los escandinavos tan bien saben armonizan entre ellos. El lema es: descansar en vez de correr, relajarse en vez de estresarse.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

3 × uno =