Tamo, de Belta, es un sillón recogido, confortable, ligero de aspecto, elegante y con fuerza. Es un asiento des­enfadado que rompe con la rigidez del material me­tálico de su estructura gracias a la amabilidad de la madera de sus apoyabrazos y la suavidad de su textil, dotando de calidez y confort a los espacios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here