Simon 400 es una colección creada para resolver las necesidades de conexión eléctrica, voz, datos y multimedia para espacios de trabajo.
El producto tiene un diseño hasta un 23% más compacto en el que se eliminan los espacios no aprovechables, optimizando al máximo el área de trabajo útil. Se han suprimido los tornillos vistos, las líneas verticales entre funciones y hasta el propio marco, convirtiendo la atractiva cubierta de metal en el único elemento visible de la pieza. Se ofrece en acabados blanco, negro y aluminio, y cuenta con soluciones para oficinas privadas o espacios colectivos.

Compartir
Artículo anteriorRigor estético
Artículo siguienteVidó

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here