“El futuro son espacios mucho más dinámicos”

PLUG&GO

El equipo compacto de plug&go, liderado por Covadonga G. Quintana y Óscar Herrando, trabajan los proyectos de sus clientes con espíritu de proximidad, abarcando toda la complejidad de los espacios y las necesidades de la empresa sin ideas previas. Buscan crear espacios flexibles que se adapten a necesidades futuras y permitan el desarrollo de las personas.


¿Nos podéis explicar brevemente el recorrido profesional del estudio?

Plug&go es una empresa de arquitectura corporativa que se lanzó hace seis años por iniciativa de dos socios que venimos del sector inmobiliario y que detectamos un nicho de mercado no satisfecho por los grandes estudios que hacen implantaciones de oficinas.

Ese nicho consistía en hablar el lenguaje del cliente y tratar un cambio de sede como una de las más potentes herramientas de branding del mercado, más allá del logo y colores. En la etapa en la que el marketing deja de ser convencional y pasa a ser experiencial, aportamos marca y formamos embajadores de marca a través del espacio de trabajo.

ROBECO: La flexibilidad es uno de los valores diferenciales de la nueva sede en Madrid de Robeco, grupo holandés de gestión de fondos independiente.

¿Qué ventajas aporta a las empresas el diseño de espacios corporativo?

Las ventajas son cualitativas y cuantitativas. Un espacio de trabajo bien definido y diseñado aporta compromiso porque sientes los valores de marca, bienestar porque incorpora parámetros de ergonomía y salud, colaboración porque permite el encuentro, concentración porque dota de lugares en silencio, conciliación porque mejora la productividad, y equipo porque fideliza y permite captar y retener talento. Para plug&go, el espacio de trabajo bien definido y diseñado es un dinamizador del negocio, las políticas de trabajo internas y la comunicación exterior e interior.

¿Qué es la experiencia de cliente?

La experiencia de cliente es la emoción que se genera ante la vivencia y el uso de un espacio de trabajo diseñado y definido acorde a los objetivos estratégicos de una empresa. Se habla de experiencia de cliente en positivo, pero si no somos capaces de liderar un proceso de transformación del diseño y uso del espacio, podemos llegar a entenderlo en negativo.

Por eso en plug&go, no sólo acompañamos en el diseño y ejecución, sino que “mentorizamos” el proyecto con personas del equipo del cliente para liderar el cambio con éxito, y no lo hacemos desde metodologías de medición de productividad o clima laboral (que es algo muy manido en el sector y que, a nuestro entender, sólo aporta datos), lo hacemos aplicando la metodología Osar del “coach” ontológico, revisando creencias y juicios y permitiendo un cambio de observador que permita un uso del espacio sin barreras, sin frenos.

ÁLVAREZ & MARSAL: Una ciudad podrá ser calificada de inteligente en la medida que las inversiones que se realicen en capital humano, aspectos sociales, infraestructuras y tecnología promuevan una calidad de vida elevada, un desarrollo sostenible y un buen aprovechamiento del tiempo de los ciudadanos.

¿Cómo se organiza vuestro estudio?

Estamos organizados como una agencia de publicidad más que como un estudio. Y siempre comunicamos nuestras ideas con un “storytelling” que el cliente sienta que le pertenece, que hemos entendido dónde se encuentra su compañía. Por eso nos gusta decir que somos una empresa de arquitectura corporativa porque estamos especializados en el sector corporativo de oficinas y entendemos el mundo corporativo y los diferentes sectores, no sólo el espacio y la arquitectura.

¿Cuántos profesionales trabajan en el estudio?

En plug&go somos un equipo fijo de veinte personas con una orientación al cliente, muy marcada. En este sentido los socios, Óscar Herrando y Covadonga G. Quintana, estamos muy centrados en el desarrollo de negocio, detectando las oportunidades y desarrollando las fases iniciales de contacto y, a diferencia de grandes estudios, no desaparecemos durante el proceso, seguimos vinculados al cliente como su “cuidador”. Esto nos genera mucha recurrencia y mucha prescripción por su experiencia de cliente en positivo, con nosotros.

Jesús Rodriguez lidera el departamento de arquitectura y diseño que está integrado por varios arquitectos, interioristas y delineantes. Desde el inicio están con nosotros María Torres, Javier Urbán y Marta Álvarez Galeano. Antonio Aliaga lleva todo el equipo de construcción. Proviene del mundo de obra civil e instalaciones y aporta toda la metodología a las obras que realizamos, lo que nos permite comprometer plazo y precio desde el inicio. Antonio cuenta con un equipo de gestores y centraliza la central de compras y pedidos. Aunamos demanda y conseguimos precios muy competitivos para nuestros clientes.

Jaime Sánchez se encarga del área de ingeniería aportando criterios WELL a los proyectos lo que nos permite cuidar del aire que se respira y la dotación de iluminación que aporte bienestar. Además, lidera el proceso de licencias, que también realizamos desde dentro, para evitar problemas en procesos complejos de rehabilitación de edificios. Finalmente, Natalia Olivares es la responsable de administración y finanzas.

Trabajamos por proyectos, con una metodología de “design thinking” al inicio y un proceso de Project Management en ejecución, aunque hagamos llave en mano. El cliente nos delega una inversión, que se compromete por nosotros, así como el plazo, y esta forma de trabajar nos permite hacerlo y reportar al cliente en cada fase.

DEVO: Nada más potente que un graffiti para comunicar marca. Así se respira en Devo una empresa dedicada al Big Data.

¿Creéis que la arquitectura y el interiorismo pueden mejorar la calidad de vida de las personas?

Lo creemos y lo demostramos. Se puede medir. No sólo el bienestar asociado a la luz, el clima y la ergonomía, sino también la productividad que se asocia a procesos, comunicación y absentismo.

Hemos desarrollado mucho trabajo de investigación para saber cómo las emociones de bienestar o de disconfort de un equipo pueden mejorar con el uso de la iluminación, la biofilia, la ergonomía, la colorterapia y la comida de la zona de office. Segregamos corticoides o serotonina, no sólo por el desempeño de funciones más o menos alineadas, sino también por el movimiento, el color, la alimentación y la iluminación. Hemos llegado a datos muy significativos, como que nuestro rendimiento se incrementa un 6% si vemos espacios verdes, o que empeoramos un 66% si estamos en un entorno con ruidos y distracciones.

AZ VALOR: La oficina de AzValor en Madrid cuenta con más de 800 m2 distribuidos en área de recepción y zona de clientes, despachos y área abierta.

¿Cuáles son los grandes retos que plantea ahora mismo el interiorismo corporativo?

El gran reto es no dejarse llevar por las tendencias y no copiar a otros. Es el mismo reto que cuando desarrollas un producto y/o servicio, buscas ser diferencial. Para nosotros, en plug&go buscamos que este reto se cumpla, cada proyecto es diferente porque responde a un modelo de negocio y de personas diferentes. No todas las empresas pueden trabajar en Google. No dejarse llevar por modas, entender el negocio y hacia dónde va, y alinear el espacio a esos objetivos estratégicos como herramienta dinamizadora.

PLUG&GO. Av. de Manoteras 38, D_013. 28050 Madrid.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here