Materiales castizos

0
162

Xanverí, Madrid

José Manuel Ferrero, director creativo de Estudi{H}ac, propone un restaurante diseñado con “xispa” en Chamberí, donde la armonía y equilibrio en unos platos únicos a los que el chef da un golpe de efecto, permiten vivir una experiencia diferente entre materiales que aluden al pasado más castizo.

César Anca, uno de los cocineros más respetados y queridos del panorama gastronómico alicantino, ha decidido regresar al barrio que le vio nacer, Chamberí, después de veinte años dirigiendo sus propios restaurantes en Alicante, una ciudad a la que adora, y que le ha permitido crecer personalmente y profesionalmente, pero, sobre todo, completar su manera de entender la cocina a través de nuevos registros e influencias. Para ello ha contado con el estudio de interiorismo estudiHac, para dar forma a su nuevo proyecto gastronómico en la capital.

Xanverí es mucho más que un restaurante ya que su propuesta gastronómica va aderezada con un espacio que rebosa tradición y diseño a partes iguales. De hecho, la historia del barrio Chamberí, sus orígenes napoleónicos y arquitectura son el hilo conductor que inspiran a José Manuel Ferrero, director creativo de estudiHac a crear y dar un carácter único a este nuevo proyecto.

“Chamberí es el barrio por excelencia. Corazón de la ciudad, rico en historia, cultura y arquitectura. Desde este lugar podemos extraer la esencia y rescatar texturas, colores, formas geométricas. Reinterpretar los elementos de Chamberí y llevarlos hasta nuestros días, es nuestra estrategia. Dando una estética moderna, elegante y contemporánea. El restaurante será una vanguardia dentro de la ciudad, un lugar donde se puede respirar un ambiente sofisticado y con clase” destaca José Manuel Ferrero.

El objetivo del proyecto es conseguir espacios elegantes, tranquilos, con carácter maduro y culto, que nos viene de la profundidad y la templanza del mar en calma, del Mediterráneo. Siempre combinado con las texturas utilizadas en armonía con ligeros toques traídos del mediterráneo y un punto más desaliñado pero sofisticado, la Chispa Castiza. Se trata de un salón privado con capacidad para doce comensales que rinde homenaje al clásico traje de los madrileños más castizos. El tejido blanco y negro de pata de gallo se convierte en el revestimiento del papel de toda la sala y en la alfombra que cubre la mesa.

FICHA TÉCNICA: RESTAURANTE XANVERI. Calle de Zurbarán, 18, 28010 Madrid. 
Proyecto: José Manuel Ferrero, Estudi{H}ac. Calle del Túria 7, 46008 València. 
Mobiliario: Sancal, Frajumar, Casual Home, Pols Potten. 
Revestimientos: Vives cerámica, Stratos, Vescom, Levantina.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here