Frankie’s

0
305

Frankie’s. Barcelona

El resultado es un espacio con una atmósfera fresca y contemporánea, que respira algo de los restaurantes de Frankfurts, muy habituales en Barcelona. Sin dejar de comunicar que se trata de un producto de alta calidad, se busca un ambiente casual. Para ello se emplean materiales honestos y tradicionales que tienen que ver con el bar de siempre: terrazo en el pavimento, arrimadero de pino, el roble macizo de las mesas y la barra, o contrabarras de mármol. Materiales de toda la vida que, sin embargo, están aplicados, modelados y resueltos como sólo puede hacerse ahora: trazando líneas puras hasta las últimas consecuencias.

Se ha cuidado el orden y la limpieza visual con patrones repetidos en el arrimadero, los espejos y la iluminación, pero se ha dejado un lugar para sorpresa y la locura con las notas de color y el papel pintado al fondo del pasillo.

La distribución original del espacio, dividido en tres zonas y con el baño al fondo del local, se mantiene pero se ha trabajado muy a fondo la forma de percibirlo y de experimentarlo. Al tratarse de un semisótano al que se accede por una escalera, la primera decisión ha sido dejar totalmente transparente el hueco de fachada, de forma que interior y exterior conecten de inmediato.

En cuanto a la distribución interior, una amplia barra articula la primera sala, que ofrece a los clientes unas contrabarras perimetrales para disfrutar de las salchichas gourmet. La idea de Fast Food y de bar español de toda la vida se mezclan en esta forma de invitar a estar a los clientes.

Proyecto: Normal Estudio. 

Fotografías: Pedro Pegenaute.

Frankie’s. Muntaner 233, Barcelona.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here