El revolucionario proyecto de presentación de la marca Ford que ha creado estudio de arquitectura Ruiz Velázquez tiene un control absoluto de la espacialidad y del lenguaje metafórico. La experiencia Vignale envuelve al usuario entre el sueño y la realidad, dejando que éste intervenga de forma casi onírica en la construcción de su coche Vignale. El conductor vive el futuro en primera persona al sentarse dentro de un esbozo del coche que flota en el aire, convirtiéndose en la instalación virtual que genera un contenedor cautivador que se refleja en los espacios exteriores de espejos, cuidadosamente colocados que custodian el perfil de la ilusión de un Ford Fiesta Vignale. El diseñador crea un espacio único jugando con el reflejo del alto brillo Luxe by Alvic Solid Colors Blanco y espejos en la estructura de los coches.

Compartir
Artículo anteriorEmi
Artículo siguienteMesa de conferencias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here