La personalidad de esta butaca radica en sus patas de madera y la forma fluida en la que éstas engarzan con los brazos. Un diseño en el que la madera es tratada como si fuese un material líquido. Los perfiles de Libera son al mismo tiempo limpios y con bordes redondeados, aportando una agradable sensación tanto al tacto como a la vista. El resultado es un sillón con una silueta rotunda y un marcado carácter. Un diseño de Jesús y Jon Gasca para Stua.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here