“Aportamos propuestas para que el negocio funcione en todos los aspectos”

RAÚL CARMONA, SILVIA CARMONA Y EMILIO CARMONA, 4 CADIRES

La evolución de la empresa de proveedor de hostelería a estudio de diseño proviene de un profundo conocimiento del negocio y de sus necesidades. Los fundadores y responsables de 4 Cadires aportan algo más que una propuesta de interior, un conjunto de condiciones para hacer que los locales respondan de forma óptima a las expectativas de sus clientes.

¿Cómo se pasa de especialista en sillas a estudio especializado en espacios de hostelería?

4 Cadires tiene su origen en una empresa familiar dedicada a la venta de mobiliario para hostelería, principalmente de sillas. Los años de experiencia en el sector Contract nos introducen, inevitablemente, en este mundo a la vez que nos formábamos en interiorismo, gestión de empresa y arquitectura de interiores. Pasados los años, nos hicimos cargo de la empresa familiar con el claro objetivo de redirigir la actividad hacia el interiorismo comercial, de ahí el nombre 4 Cadires, como un recuerdo a lo que nos hizo descubrir nuestra pasión, el diseño de interiores.

Casa Fuster: Restaurante ubicado en el interior de una nave industrial a las afueras de la ciudad.

Vuestra filosofía es ofrecer los mejores resultados minimizando tiempo y costes ¿cómo se logra este objetivo?

Es un juego de equilibrios, aunque lo más importante es ser realistas con el presupuesto y las necesidades del cliente. Nuestro objetivo es maximizar los resultados con los recursos disponibles. Al ser un estudio que gestiona tanto la creación del interiorismo como la coordinación de su ejecución, tenemos pleno conocimiento y control sobre los costes controlando de esta manera, ya desde el inicio, que los presupuestos no se desvíen de las necesidades del cliente.

¿Es necesario atender al posicionamiento de los negocios que os encargan para dar un servicio completo?

Es una acción básica, cada proyecto está hecho a medida. El interiorismo ha de responder a la esencia de ese negocio ya que lo que puede funcionar para un cliente para otro puede ser totalmente desaconsejable. Saber qué lugar ocupa ese negocio en su entorno o qué lugar quiere ocupar, su actividad, su target y sus expectativas, nos ayudan a crear un diseño que satisfaga esas premisas. Cuando todo esto es analizado con anterioridad se minimizan los riesgos de crear un proyecto que no va de la mano con el negocio.

Kote: Espacio para amantes de la cocina japonesa, al que se accede por un hall franqueado por una espectacular máquina importada de Japón con la que se elabora diariamente la pasta.

Todo esto implica conocimientos muy variados ¿cómo se instrumentaliza a nivel humano este trabajo en 4 Cadires?

Cada miembro del equipo está especializado en diferentes materias, la formación en interiorismo, en visual merchandising, venta y empresa nos aporta una visión global de negocio que aplicamos en el desarrollo del diseño. Nuestro trabajo consiste en aportar soluciones creativas a partir de un estudio del negocio, de su entorno, actividad y sus objetivos. No sólo creamos un interiorismo que funcione sino que aportamos propuestas para que el negocio funcione en todos los aspectos, que sea atractivo pero que, a la vez, facilite el desarrollo de su actividad.

Interiorismo comercial, identidad corporativa, visual merchandising, escaparatismo, equipamiento y distribución de muebles ¿cómo se articulan tantas funciones?

En las primeras reuniones con nuestro cliente hacemos una evaluación completa del negocio, tratamos de detectar sus necesidades y ponemos a disposición del cliente nuestra experiencia y conocimiento en el mundo del contract. El proyecto debe dar solución a todas las necesidades estéticas y funcionales sin descuidar cualquier área que tenga un impacto directo con la actividad. Cada fase en el desarrollo del proyecto conlleva diferentes funciones por lo que a medida que avanza el proyecto se van articulando, ¿cómo podemos mejorar la venta? ¿Cómo podemos facilitar la accesibilidad? ¿Corresponde la imagen corporativa actual con la que nuestro cliente desea?…, estos aspectos nos permiten construir una base sólida sobre la que levantar el proyecto.

Maximum: El proyecto gira en torno al origen de la empresa de helados, en Venecia a principios de siglo.

¿Cuál es vuestra actividad favorita en este conjunto de servicios?

Entendemos el interiorismo como una mezcla de actividades, van ligadas entre sí. Cada una aporta a la otra un plus que hace que el resultado final sea coherente y completo. Sin duda, de entre todas ellas, la parte creativa es la más interesante ya que nos permite volcar toda nuestra pasión. Además nos permite sorprender al usuario, haciendo del interiorismo una herramienta de venta más para captar la atención de sus clientes.

Aparece un nuevo cliente en vuestro estudio ¿cómo se plantea el primer “briefing” y la relación con él?

Planteamos un primer encuentro en nuestro estudio, en el que conocer al cliente y sus necesidades. Después, antes de realizar un briefing en profundidad, proponemos visitar el local para tener de primera mano las sensaciones, su espacio, su entorno, su estado… Finalmente volvemos a reunirnos en nuestro estudio y abordamos un extenso briefing en el que tocamos todos los aspectos estéticos, funcionales, empresariales y las expectativas del cliente. Nos gusta la relación con el cliente, captar su personalidad y traducirla al interiorismo para que el proyecto respire su esencia. Pasamos muchas horas con nuestros clientes y eso nos hace tener una relación muy estrecha al finalizar el trabajo.

Santornem: La propietaria de este restaurante quería reflejar su carácter familiar, en el que sus clientes se encontrasen como en casa.
4 CADIRES. Zurbano 1B, despacho 3. 08202 Sabadell, Barcelona. T. 937 204 776.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here